Dinamarca levanta todas las restricciones y apuesta por volver a la vida anterior

42

Dinamarca se convirtió este martes en el primer país de la Unión Europea en levantar todas sus restricciones sanitarias, una decisión que llega en momentos en que el coronavirus todavía afecta al país aunque en menor medida gracias a la alta cobertura de vacunas entre los habitantes.

Tras un primer intento de dos meses entre septiembre y noviembre, las mascarillas, el pase sanitario y los horarios reducidos de bares y restaurantes serán historia pasada en este país nórdico.

Las discotecas también volverán a abrir este martes y los aforos serán inexistentes. Las únicas restricciones que permanecen son para los viajeros no vacunados que llegan desde fuera del espacio Schengen de libre circulación.

Este relajamiento casi total se produce en un momento en que Dinamarca registra entre 40.000 y 50.000 contagios diarios, un nivel récord que representa casi el 1% de los 5,8 millones de habitantes del país.

“Tenemos un número extremadamente elevado de adultos vacunados con las tres dosis, es nuestro secreto”, explicó el epidemiólogo Lone Simonsen, profesora en la Universidad de Roskilde, cerca de Copenhague, la capital.

Más de 60% de la población ha recibido una dosis de refuerzo. En el resto de la Unión Europea, en cambio, el porcentaje es apenas inferior al 45%.

Incluyendo los casos recientes de Covid-19, las autoridades sanitarias estiman que el 80% de la población está protegida contra las formas graves de la enfermedad.

“Con Ómicron, que no es una enfermedad grave para los vacunados, pensamos que es razonable levantar las restricciones”, agrega Simonsen.

La experta considera que la circulación de la variante creará una inmunidad más durable y permitirá enfrentar mejor futuras olas del virus.

La mayoría del país apoya esta estrategia tras dos años de pandemia. Un 64% de los daneses confía en la política sanitaria del Gobierno, según un sondeo publicado este lunes por el diario Politiken.

“Es hora de que todo el mundo asuma su responsabilidad”, apunta Simonsen.

Comentarios
Compartir