Denuncian que Bolsonaro pasó el mando de una red de corrupción a sus hijos

16

Un exasesor denunció a Flavio Bolsonaro por su presunta participación en un plan de desvío de fondos públicos durante su etapa como diputado regional en Río de Janeiro.

El presidente de Brasil Jair Bolsonaro, traspasó a sus hijos Flavio y Carlos el mando de una presunta red de corrupción con empleados ñoquis a los que obligaba a devolver sus sueldos públicos, más conocido como «rachadinha», después de descubrir que su por entonces esposa lo había traicionado con un bombero, aseguró un exasesor de uno de los hijos del mandatario.

Se trata de Marcelo Luiz Nogueira dos Santos, el exasesor que denunció a Flavio Bolsonaro por su presunta participación en un plan de desvío de fondos públicos durante su etapa como diputado regional en Río de Janeiro (2003-2019).

El exfuncionario reveló que la segunda exesposa de Bolsonaro, la abogada Ana Cristina Siqueira Valle, era quien controlaba la recaudación de esa red de corrupción que consistía en retener un porcentaje de los sueldos de los asesores parlamentarios de los hijos del presidente, según reveló el sitio Metropoles.

Dos Santos aseguró que la abogada habría ordenado, con el consentimiento de Bolsonaro, la malversación del dinero.

Además, relató que Siqueira Valle, en medio de la disputa por la tenencia de su hijo Jair Renan Bolsonaro, habría simulado el robo de una caja fuerte que la pareja compartía en el Banco do Brasil para acusar al presidente.

Denuncian que Bolsonaro pasó el mando de una red de corrupción a sus hijos, Flavio y Carlos.



«Había joyas y dinero. Presentó una demanda contra el Banco do Brasil, pero cuando fue citada, no fue. Ella vio que lo hizo m… y ni siquiera apareció. El proceso continuó. Ella es quien limpió la caja fuerte, antes de decidir las cosas», afirmó en una entrevista con el medio brasileño Metropoles.

Por otro lado, Dos Santos dice que Bolsonaro pidió el divorcio de Siqueira tras descubrir que lo había engañado con un bombero que hacía parte de sus esquema de seguridad, lo que rompió la confianza de Bolsonaro en Ana Cristina.

Según su relato, a partir de ese episodio, Bolsonaro decidió el traspaso del mando de la corrupción a sus hijos.

El tribunal de justicia de Río de Janeiro investiga a los dos hijos de Bolsonaro por este sistema de ‘rachadinha’, con el cual se habrían comprado propiedades gracias al aporte por casi una década del 80% de los sueldos y aguinaldos de los empleados parlamentarios ñoquis, muchos de los cuales vivían en otros estados.

Comentarios
Compartir