Demolerán la vieja torre de agua de la escuela 21

Presenta fisuras que “no tienen arreglo posible, hay que construir uno nuevo”, afirmó la ministro de Obras Públicas Gabriela Castillo.

27

entre los incontables problemas estructurales que presentan cada día los edificios escolares en la provincia, pocos tan recurrentes como los del tanque cisterna de la Escuela 21 de Río Grande, elevado casi como un monumento en la esquina de San Martín y Prefectura Naval.

Deficiencias causadas quizás por una construcción mal llevada a cabo han hecho que los problemas de congelamiento, pérdidas o cortes del servicio hayan sido motivo de suspensión de actividades en numerosas oportunidades. Así ocurrió, a lo largo de las casi 30 años de historia del edificio donde actualmente desarrollan actividades cuatro instituciones, desde las 7 de la mañana hasta la medianoche.

Finalmente, el pasado 11 de agosto, una perdida visible en sus paredes laterales, motivó la suspensión de clases, la inundación de los terrenos circundantes y hasta una bizarra pelea e intercambio de acusaciones entre autoridades del gobierno provincial y el municipio.

La falla fue subsanada temporalmente, pero ahora la ministra de Obras Públicas confirmó la peor noticia para la pobre y vetusta construcción: deberá ser demolida.

La grieta en las paredes del tanque no tienen remedio.

“El agrietamiento no tiene remedio posible, habrá que demolerlo y construir una nueva cisterna”, informó Gabriela Castillo, en diálogo con ((La 97)) Radio Fueguina.

No es la única cisterna con mal pronóstico; En Chacra II son varias las construcciones monumentales que tienen como misión regular el suministro de agua potable a la zona. Y de a poco van cumpliendo con el período de vida útil que la ingeniería les tiene estimados.  Es de esperar que ello no ocurra por ahora.

fuente.radiofueguina

Comentarios
Compartir