Daniel Scioli: Tarifas «Vamos a aumentar lo que tengamos que aumentar»

55
Ante los empresarios, Daniel Scioli dijo estar a favor de ajustar las tarifas.
«Vamos a aumentar lo que tengamos que aumentar» dijo el gobernador bonaerense y candidato a presidente por el oficialismo. Puso como ejemplo a su gestión

quédense tranquilos. Vamos a aumentar lo que tengamos que aumentar. Miren lo que hicimos con los peajes en la provincia», les insistió el candidato a presidente por el Frente para la Victoria (FPV), Daniel Scioli, a los representantes de las principales empresas constructoras del país.

Entre ellos,  se encontraban referentes de Techint, Roggio y Helport, de Eduardo Eurnekian, todos con intereses que exceden las licitaciones del Estado para obra pública.

Por otro lado, les dijo que si bien quería acordar con los fondos buitre, no lo haría en los términos que «ellos» exigen.

«Si es así, que se preparen para un invierno de cuatro años«, les aclaró a los empresarios.

Todo ocurrió el miércoles 17 de junio. A los hombres de negocios les quedó rebotando en la memoria otra sugerencia del actual gobernador bonaerense: que vieran qué había hecho en su provincia.

Mientras el ministro de Planificación, Julio De Vido, mostraba sus virtudes de cuadro político para justificar que los reclamos de aumentos de tarifas de las empresas de luz se debían aoperaciones mediáticas más que a necesidades operativas, algo que se desprende de una mirada rápida sobre los balances que Edenor y Edesur envían cada tres meses a la Bolsa (ambas empresas tienen sus ingresos casi congelados desde hace más de una década), los funcionarios bonaerenses acordaban incrementos con las empresas de manera periódica enagua, luz y peajes.

Desde enero, luego de audiencias públicas y negociaciones con la Secretaría provincial de Servicios Públicos, a cargo de Franco Laporta, Aguas Bonaerenses Sociedad Anónima (ABSA), la prestadora del servicio bajo su jurisdicción, que atiende a 3,7 millones de usuarios en 91 localidades, recibió la venia para aumentar.

A cambio, Laporta le pidió a ABSA que destinara 15% de su recaudación a inversiones en la red de agua y cloacas.

En el caso de los peajes, el mes pasado se puso en marcha un aumento en las rutas a la costa atlántica. Y los ajustes en las tarifas de la autopista Buenos Aires-La Plata son frecuentes.

Quizás el caso más notorio es el de la energía eléctrica. Eden y Edes, que atienden al norte y al sur de la provincia de Buenos Aires en cada caso, habitualmente no tuvieron dificultades durante la gobernación de Scioli para recibir ajustes que compensaran sus mayores costos.

En tanto que Edenor, Edesur y Edelap, las tres distribuidoras que estaban bajo la órbita del gobierno nacional, tienen ingresos casi congelados desde el inicio de la gestión kirchnerista. Edenor y Edesur tienen, hasta hoy, las tarifas más bajas de todo el país, consigna La Nación.

Ese fue el principal motivo por el cual Edelap, la empresa que tiene la concesión en La Plata,negoció con ahínco para pasar a la órbita provincial, algo que logró en noviembre de 2011.

La suerte de las distribuidoras bonaerenses duró hasta el año pasado, cuando el ministro de Planificación, Julio De Vido, lanzó el plan de convergencia tarifaria. La iniciativa contemplaba el giro de fondos nacionales a las provincias que no aumentaran la luz. Los asesores de Scioli le recomendaron no aceptar la propuesta, pero el gobernador terminó convalidándola.

Comentarios
Compartir