¿Cuánto hay que ganar para no ser pobre en Argentina?

9

Una familia tipo necesitó en octubre percibir ingresos por más de $ 72.000 para superar la línea de pobreza, según reveló el Indec. La Canasta Básica Alimentaria aumentó en el último mes 3 %, mientras la Canasta Total creció 2,6 %.

Para no ser pobre, una familia de cuatro integrantes necesitó percibir en octubre ingresos por $ 72.365. Ese valor totalizó la Canasta Básica Total (CBT), difundida el jueves por el Indec. Un poco por debajo de la inflación, medida por el Índice de Precios al Consumidor, la Canasta aumentó el mes pasado un 2,6 %, mientras que en el último año creció un 45%.  

Las cifras volvieron a poner en el centro de la escena a la pobreza, uno de los dramas más acuciantes en el país, que en el primer semestre del año alcanzó al 42% de la población.

Aumentó la pobreza en Argentina

En tanto, una familia tipo tuvo que ganar más de $ 30.924 para cubrir sus necesidad alimentarias y no ser indigente, según el último relevamiento de la Canasta Básica Alimentaria (CBA).  Durante octubre de 2021, su variación mensual con respecto a septiembre fue de 3 %, mientras que en el último año aumentó un 49,3 %.

La canasta básica alimentaria se determina tomando en cuenta los requerimientos kilocalóricos y proteicos imprescindibles para que un varón de 35 años, de actividad moderada, una mujer de 31, con hijos de 8 y 6 años, cubran durante un mes sus necesidades.

Las cifras se conocieron semanas después que el secretario de Comercio Interior Roberto Feletti impulsara un congelamiento de precios de alimentos, productos de consumo masivo y medicamentos. El funcionario justificó la medida tras conocerse que la inflación en septiembre y octubre fue de 3,5% y la interanual se ubicó en 52,1%.

Para determinar la canasta básica total (CBT) se consideran los alimentos y los bienes y servicios no alimentarios, como educación, transporte, salud y vivienda, entre otros. La estimación se obtiene mediante la aplicación del coeficiente de Engel (CdE), definido como la relación entre los gastos alimentarios y los gastos totales observados en la población de referencia.

Comentarios
Compartir