Crearon una bicicleta eléctrica «made in Argentina» que ya llegó a China y Estados Unidos

6

El emprendedor argentino Gabriel Muñoz llevaba dos años importando motores para bicicletas cuando, en 2009, tuvo una idea: crear la primera bicicleta eléctrica «made in Argentina». Si bien en aquellos años ya se hablaba de la importancia de la movilidad sustentable, lejos estaba Gabriel de imaginar que más de diez años después una pandemia pondría a las bicicletas en el centro de la experiencia urbana, aumentando su consumo de una forma exponencial.

«Hasta el año 2009, lo que hacíamos era instalarle motores a bicicletas ya existentes, pero nos dimos cuenta que ya no queríamos adaptar bicicletas que no habían sido concebidas para eso y ahí surgió la idea de crear un vehículo ‘nacido eléctrico’», cuenta Gabriel Muñoz a iProfesional.

Decidió llamar a la empresa Emov y, luego de varios años de prueba y experimentación, finalmente en 2014 lanzó Brina 1, su primer modelo de bicicleta híbrida de fabricación nacional que tenía una autonomía de unos 30 kilómetros y se hacía enteramente en nuestro país.

Emov, las bicicletas eléctricas de Argentina al mundo

Hoy Emov lleva vendidas más de 3.000 bicicletas y sus productos son furor no sólo a nivel local, sino que desde 2019 se venden también en Estados Unidos y desde ahí llegaron a otros países del mundo como Alemania, Japón, España, México y Suiza.

«En Estados Unidos llegamos a través de Indiegogo, una plataforma de financiamiento colectivo con la cual recaudamos 150.000 dólares», detalla Gabriel, quien trabaja en el proyecto codo a codo junto a su socia Leticia Merea Llanos.

Comentarios
Compartir