Comer frutas y verduras todos los días estimula la felicidad

Científicos australianos y británicos demostraron que comer frutas y verduras aumenta los niveles de felicidad.

342

La felicidad es el sentimiento más buscado y deseado por el ser humano. Recientemente, científicos australianos y británicos demostraron que comer frutas y verduras aumenta los niveles de felicidad.

Hasta hace unos años atrás, muchos consideraban que la manera de conseguir la felicidad era adquiriendo objetos materiales. La ciencia demostró que el camino hacia a la felicidad más duradera se logra viviendo experiencias, como por ejemplo, viajar o compartir momentos con tu pareja o amigos.

En las encuestas analizadas, se comprobó que la mayoría consumía 3.84 porciones/día de frutas y verduras. Aproximadamente el 85% de las personas consumía menos de 3 porciones/día de fruta, el 60% consumía menos de 3 porciones/día de vegetales. Una pequeña cantidad de personas consumía más de 5 porciones de fruta (1.83%) o verduras (7.75%) cada día.

El aumento del consumo de frutas y verduras fue predictivo de una mayor felicidad, satisfacción con la vida y el bienestar. Inclusive comer 8 porciones/día estos alimentos tuvo un impacto increíble, ya que fue similar al sentimiento de felicidad que una persona experimenta cuando está desempleada y consigue trabajo.

Parte de este estudio contempló analizar el seguimiento de la campaña en Australia con el slogan “2&5” que se implementó en algunos estados, la cual promovía el consumo de “2 porciones de fruta” y “5 porciones de vegetales” cada día.

La conclusión de este estudio fue que la motivación para comer alimentos saludables se debilita por el hecho de que los beneficios para la salud física son difíciles de evidenciar y son de efecto tardío, pero el bienestar psicológico de un mayor consumo de frutas y verduras es casi inmediato. Lo que estimularía a una persona a que comience a consumir o incremente sus porciones de estos alimentos.

Algunas personas no comen frutas y verduras porque a veces es difícil darse cuenta del impacto saludable de manera individual, independientemente que esté comprobado científicamente sus beneficios a nivel de la epigenética, en la cual los alimentos estimulan la expresión de ciertos genes sin modificar la secuencia del ADN. Y, por este motivo, les cuesta incorporar estos alimentos naturales en sus dietas.

Si vos no comés frutas o verduras, tené en cuenta esta información y pensá que vas a tener una buena recompensa: comer sano te ayudará no solo a sentirte mejor sino también ¡a ser feliz!

Comentarios