Chile: Ingresos operacionales de Epaustral subieron un 9,8% los primeros seis meses del año

Pese a la pandemia, el primer semestre fue positivo para la empresa y sólo en abril hubo una baja de 50% en el movimiento del cabotaje

94

Un año atípico, como lo es para todo el mundo, enfrenta la Empresa Portuaria Austral a consecuencia de la emergencia sanitaria marcada por el Covid-19. Proyecta un segundo semestre muy diferente a lo tradicional donde no vendrán los cruceros de turismo y no hay seguridad de cuántas naves científicas pasarán por Punta Arenas en tránsito a la Antártica.

La Epaustral es la encargada de administrar los dos terminales de Punta Arenas, muelles Santos Mardones y Prat, el terminal de Puerto Natales y otras siete rampas que facilitan la conectividad y transporte en distintos puntos de la región.

En la página web de la empresa se destaca que vía online se realizó en la semana la cuarta reunión de Comité Ampliado del presente año donde el gerente general de la Epaustral, Rodrigo Pommiez, informó de los resultados obtenidos durante el primer semestre del año.

Señaló que “los ingresos operacionales en los primeros seis meses de 2020 mantuvieron una tendencia ascendente, registrando un incremento de 9,8% respecto del mismo periodo del año anterior. En tanto, la utilidad final antes de impuesto fue un 19,3% superior al mismo lapso de 2019.

Efecto industria acuícola

También se consigna que durante los primeros seis meses de 2020 destacó el crecimiento del servicio de transferencia de carga que experimentó un incremento de 15,6% respecto del año anterior, asociado al aumento de la operación de la industria acuícola en Punta Arenas y Puerto Natales. A raíz de lo anterior, aumentó el factor de ocupación en el terminal Puerto Natales durante el periodo enero-junio del presente año.

En la misma publicación, al proyectar el resto del año, explicó que “se percibe una baja en el factor de ocupación de nuestros terminales, lo que se explica por una disminución de operación de naves, la baja en la estadía de pesqueros nacionales y extranjeros, así como por una menor estadía prolongada de embarcaciones de programas científicos extranjeros. Si bien estamos evaluando alternativas para mejorar la actividad, tenemos que asumir que enfrentamos un escenario complejo que estará en constante vaivén en los próximos meses”.

Al recibir a Pulso Económico en su oficina y con vista al antiguo muelle Arturo Prat, en el centro de Punta Arenas, Rodrigo Pommiez, comenta que es un año de mucha incertidumbre por los efectos de la pandemia. “No hay sector económico, productivo y para las familias en general que no esté viviendo algún grado de incertidumbre. Y normalmente nadie está preparado para esto. Esa es la lógica”.

En lo relacionado a la empresa, ratifica que el primer semestre fue positivo. Se proyectaba una temporada de cruceros 2019-2020 muy buena porque se llegaría a los casi 100 mil pasajeros. Pero apareció la pandemia y anticipadamente se terminó la temporada de cruceros cuando el 15 de marzo se cerraron las fronteras. Quedaron pendientes entre siete y ocho recaladas de cruceros y unos ocho mil pasajeros sin terminar sus circuitos. Pese a todo fue una buena temporada de cruceros.

“Eso ayuda a sentar bases que en el año hemos tenido bastante trabajo, pero se ve un segundo semestre muy complejo, con varias cancelaciones de cruceros principalmente si lo vemos desde el ámbito turístico. Vemos que de acá a diciembre la actividad será cero”, advierte el ejecutivo.

Asimismo, cuando la pandemia golpeó fuertemente a la región y hubo cuarentena en abril pasado en Punta Arenas hubo una drástica caída en el movimiento de carga vía contenedores (cabotaje) con respecto a los volúmenes de carga mensuales. “Veníamos con cifras positivas en los primeros tres meses del año y en abril caímos a la mitad de la actividad que teníamos programada. Tenemos un movimiento cercano a los 2.500 contenedores mensuales y eso cayó a la mitad. Sólo fue en abril”, dice Pommiez.

Además, como es tradicional durante el año mantienen en el puerto a los buques científicos del programa antártico norteamericano, pero la pandemia obligó a que el Nathaniel Palmer navegara desde la Antártica a los Estados Unidos y solamente el Laurence Gould ha ocupado el puerto.

Inversiones en mantenimiento

Consultado el gerente general de la Empresa Portuaria Austral, Rodrigo Pommiez, si durante el año habrá interrupciones en faenas de mantenimiento de los terminales, explica que hay un presupuesto con un plan que fluctúa entre los 800 mil y un millón de dólares de obras de conservaciones. Y eso se relaciona con mantenimientos mayores y menores que se relacionan con muelles, infraestructura, bodega, accesos, implementación de algunas mejoras, seguridad, circuitos cerrados de televisión y otras series de cosas que se deben hacer y cumplir sí o sí independiente de la actividad.

“En términos generales hemos tenido un par de meses donde no se ha podido operar en términos de faenas de mantenimiento por disponibilidad de proveedores, de trabajo, pero no ha sido mayor. Hemos tratado de mantener la actividad en términos normales. El programa de mantenimiento se ha cumplido”, recalca al tiempo que recuerda que está la obligación de mantener la infraestructura lo mejor posible haciendo mucha o poca actividad.

Incluso precisa que aunque se esté viviendo un momento complicado, se puede bajar la marcha, pero no se detiene el avance de los proyectos.

Fuente: Laprensaaustral.cl

Comentarios
Compartir