Casi 5.500 muertos por coronavirus en Italia
El balance aumentó en 651 víctimas fatales en sólo 24 horas.

10


Sin embargo los casos de contagios han ido disminuyendo.

Italia contabilizó este domingo 5.476 fallecidos por coronavirus, 651 más que en el balance publicado ayer, cuando ascendían a 4.825.

La cifra de enfermos contagiados actualmente es de 46.638, es decir, 3.957 más en un día, informó el jefe de Protección Civil, Angelo Borrelli.

El sábado Italia registró 793 fallecidos más que el viernes y 4.821 nuevos infectados. Por eso Borrelli, señaló que las cifras de este domingo son algo mejores y confió en que sigan siéndolo en los próximos días, porque significará que el país ha conseguido llegar al pico de transmisiones.

El número de personas curadas es de 7.024, lo que supone que 952 personas se han recuperado desde el sábado, y la cifra de contagios totales en el país desde que se detectó el brote a finales de febrero asciende a 59.138 personas.

Italia es el país con mayor número de muertos en el mundo con coronavirus, tras superar el jueves pasado a China, que ha vivido los últimos tres días sin un solo contagio a nivel local.

La zona más afectada es el norte
La región más afectada es Lombardía (norte) con 27.206 contagios totales y 3.456 fallecidos, y le siguen Emilia Romaña (7.555 contagios) y Véneto (5.122 contagios).

Para contener esta pandemia, el Gobierno italiano ha ido implementando medidas de aislamiento progresivas y el sábado dio un paso más al interrumpir hasta el 3 de abril todas las actividades productivas, excepto las que son esenciales como las de atención médica, agroalimentaria, logística y energía.

Seguirán abiertos los supermercados, las farmacias, parafarmacias, los estancos y quioscos, los servicios bancarios, postales, de aseguradoras y servicios públicos como el transporte.

Esta nueva medida entrará en vigor el lunes y la intención es limitar aún más los contactos entre personas para que el virus no se siga extendiendo.

La suspensión de estas actividades, que se realizan fundamentalmente en el norte del país, motor industrial de Italia, ha generado preocupación en algunas regiones del sur, como en Campania, donde su presidente, Vincenzo De Luca, ha pedido al primer ministro italiano, Giuseppe Conte, que bloquee el flujo previsible de ciudadanos del norte que regresarán al sur, tras ver sus centros de trabajo cerrados.

Las regiones de Calabria y de Basilicata (sur) han prohibido la salida o entrada de todos los ciudadanos, excepto por motivos de trabajo justificadas o por razones de salud graves, hasta el 3 de abril, una ordenanza a la que ha seguido una decisión del Gobierno a nivel nacional.

El Ministerio de Sanidad y el del Interior han firmado una prohibición que impide a todas las personas moverse en medios públicos o privados del municipio en el actualmente se encuentran, a menos que lo deban hacer por necesidades de trabajo, por motivos de urgencia o de salud, y que estará vigente hasta que se publique el decreto mañana, que incluirá esta medida.

Comentarios
Compartir