Boris Johnson: renuncian ministros en medio de escándalos sexuales,denuncias y fiestas ilegales

9

El primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, quedó herido de muerte este martes con las sorpresivas renuncias de sus dos ministros estrellas, el titular de Finanzas, Rishi Sunak, y el de Salud, Sajid Javid, quienes propiciaron sendas críticas al conservador por mantener un colaborador acusado de agresión sexual.

Las renuncias de dos figuras del Partido Conservador parecen estar coordinadas, destacaban los medios británicos, y ocurrieron mientras Boris Johnson intentaba disculparse por el último escándalo de acoso sexual protagonizado por otro de sus ministros, Chris Pincher.

Para los dos ministros fueron insuficientes las disculpas presentadas horas antes por Boris Johnson por haber nombrado en un cargo importante a Pincher, un dirigente conservador que la semana pasada renunció tras reconocer que realizó toqueteos en estado de ebriedad a dos hombres, uno de ellos diputado.

Boris Johnson, cada vez más aislado
El gobierno de Reino Unido aseguró inicialmente que el primer ministro no estaba al tanto de comportamientos similares de Pincher, quien estaba a cargo de garantizar la obediencia partidaria en el Parlamento, en ocasiones anteriores.

Pero ese argumento se desmoronó este martes, cuando un excolaborador de Johnson reveló que el jefe de gobierno fue informado en 2019, cuando era ministro de Relaciones Exteriores, que Pincher ya se había visto involucrado en un incidente de ese tipo.

«La población tiene la expectativa legítima de un gobierno conducido de manera adecuada, competente y seria», escribió Sunak en su carta de dimisión. «Admito que este puede ser mi último cargo ministerial, pero pienso que estos son valores por los que vale la pena luchar y por eso renuncio», agregó el hasta ahora ministro de Finanzas.

«Está claro para mí que esta situación no cambiará bajo su liderazgo y en consecuencia ha perdido mi confianza», afirmó por su lado el renunciante ministro de Salud.

The Guardian analizó la salida de los ministros en otro tono. «Las dos derrotas electorales parciales de hace casi dos semanas provocaron llamamientos a los ministros del gabinete para dar un golpe de estado contra Boris Johnson, y finalmente parece estar ocurriendo», escribió.

Liz Truss, actual ministra de Relaciones Exteriores, suena incluso como la candidata de un Partido Conservador hastiado con su líder para reemplazarlo.

Seguidilla de escándalos sexuales en el oficialismo
Este caso se suma a otros casos similares en el Partido Conservador en los últimos meses.

A mediados de mayo un diputado sospechoso de violación fue detenido y posteriormente puesto en libertad bajo fianza.

En abril, otro legislador dimitió por ver pornografía en la cámara en su teléfono móvil. Y un exdiputado fue condenado en mayo a 18 meses de prisión por agredir sexualmente a una niña de 15 años.

El gobierno de Boris Johnson también se ha visto sacudido por el escándalo de las fiestas de Downing Street celebradas a pesar de las restricciones contra el Covid-19 durante la pandemia.

Comentarios
Compartir