Bolsonaro sigue negando la pandemia en medio del colapso sanitario

12

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, declaró estar feliz con las protestas que tuvieron lugar durante el fin de semana contra el aislamiento social y las medidas restrictivas para combatir el covid-19. Estas últimas fueron dictadas por los gobernadores de ese país para combatir la pandemia de coronavirus que provocó el colapso del sistema sanitario y ante el record de contagios y muertos que día a día provoca el coronaviruspor la pandemia de coronavirus.

De hecho, este miércoles en la ciudad de San Pablo, el estado más afectado por la pandemia, se registró la primera víctima por falta de acceso a una cama de terapia intensiva tras contagiarse de Covid-19, a raíz del colapso en el sistema sanitario que afecta a todas las regiones. Las autoridades están analizando reforzar las medidas decretadas el lunes con un toque de queda.

Contra su propio ministro

“Lógicamente me hizo feliz, a todo Brasil le gustó, se demostró que el pueblo está vivo. El sentimiento democrático está en vigor, queremos nuestra libertad y que todos respeten la Constitución”, declaró Bolsonaro a medios locales, en un video publicado el martes por un canal de noticias bolsonarista en YouTube.

El mandatario contradijo incluso a su designado Ministro de Salud, el cardiólogo Marcelo Queiroga, quien defendió el distanciamiento para combatir en forma coordinada la explosión de la pandemia.

Desde el inicio de la pandemia, el político de ultraderecha se negó a apoyar la recomendación científica de aplicar cuarentenas y usar barbijos, hecho por el cual la oposición ha pedido su juicio político por “genocidio sanitario”.

Bolsonaro apoyó las críticas de sus seguidores hacia el cierre de comercios en Rio Grande do Sul, estado fronterizo con Misiones y Corrientes, que se encuentra en colapso desde hace 17 días con récord de muertos por covid-19.

Situación en Brasil

Brasil acumula 284.775 muertos. Es el segundo país del mundo con más fallecidos por coronavirus después de Estados Unidos y el epicentro actual de la pandemia. 

El miércoles batió record de contagios, 90.303 en un día, con 2.648 muertos. Los especialistas estiman que a partir de mayo se reduciría el colapso hospitalario con el avance de la vacunación y las cuarentenas en marcha.

La situación en Brasil es una advertencia de que mantener este virus bajo control requiere una atención continua por parte de las autoridades de salud pública y de los líderes para proteger a las personas y los sistemas de salud del impacto devastador de este virus”, alertó el miércoles en conferencia de prensa la directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Carissa Etienne.

Comentarios
Compartir