Beneficios de la reflexología

Este antiguo arte de masajes en los pies tiene como función principal reducir el dolor y el estrés en la persona en la que son realizados

65

La reflexología es un antiguo arte del masaje en los pies, que se originó en China y que también era conocido por los antiguos egipcios. Se cree que la energía corre a través del cuerpo en los canales conocidos como meridianos y que el masaje de los pies estimula estos canales de energía, promueven la curación y la relajación.

Cada parte del pie corresponde a un área del cuerpo, y con esto se estimula la parte correspondiente de modo que el que recibe un masaje de reflexología es como si recibiese el equivalente a un masaje de cuerpo completo.

¿Cuáles son los beneficios? Según investigaciones, las técnicas específicas pueden ser eficaces y beneficiosas en muchos sentidos.

Crea relajación: esto se demostró gracias a la investigación de la actividad cerebral EEG.

Reduce el dolor: después de un trabajo de reflexología está documentado en 27 estudios que incluyeron investigaciones que muestran el efecto positivo en las personas de todas las edades y estados de salud.

Mejora los problemas de salud: ayuda a las personas de todas las edades con algunos problemas de salud que van desde la agresividad en niños hasta el control de la orina en personas mayores.

Mejora el flujo de la sangre: estudios muestran que el trabajo reflexología aumenta el flujo de sangre a los pies, el cerebro, los riñones y los intestinos.

Ayuda en la recuperación post-operación: reduce el dolor y la disminución de la utilización de analgésicos luego de una cirugía.

Impacto sobre las medidas fisiológicas: por ejemplo, presión arterial y el colesterol, mediciones de ECG, EEG y fMRI.

Beneficios de salud mental: puede reducir la depresión y la ansiedad.

Complementa el tratamiento del cáncer: el dolor, náuseas, vómitos y/o ansiedad se alivian en los pacientes de quimioterapia tras un tratamiento de reflexología.

Alivia los efectos del embarazo, parto y post-parto: las mujeres experimentan tiempos de recuperación más cortos y usan menos analgésicos. Además de un impacto positivo sobre la depresión, la ansiedad, la micción y la evacuación intestinal después del parto.

Comentarios