Aparecen nuevas fotos de Boris Johnson el «Fiestero»; piden su dimisión

13

El atribulado primer ministro de Gran Bretaña, Boris Johnson, se enfrenta a las acusaciones de haber engañado a los legisladores y afronta nuevas peticiones de dimisión, después de que se publicaran nuevas imágenes que parecen mostrarle levantando una copa con sus colegas en una reunión social dentro de Downing Street durante el confinamiento por el covid-19.

Las fotos, obtenidas por ITV News, parecen mostrar a Johnson ofreciendo un brindis durante la fiesta de despedida de un colega en noviembre de 2020; varias botellas de alcohol se encuentran en la mesa frente a él. En algunas de las fotografías, Johnson parece estar dando un discurso, dice el informe de ITV News.

En aquel momento, se prohibió los encuentros sociales en interiores debido a un pico de casos de covid-19, y no se permitía que se reunieran más de dos personas en el exterior.

El cargo de primer ministro de Johnson se ha visto sacudido por el llamado escándalo «Partygate», en el que durante meses se ha denunciado la celebración de fiestas y reuniones en el seno de su gobierno durante varias etapas del confinamiento por la pandemia.

El primer ministro del Reino Unido afirmó inicialmente en diciembre que no se había celebrado ninguna fiesta, pero la policía acabó investigando ocho eventos y tanto Johnson como su canciller, Rishi Sunak, han recibido multas por asistir a uno de ellos.

Las nuevas imágenes han provocado una nueva oleada de indignación por parte de los legisladores de la oposición y de algunos colegas del propio partido conservador de Johnson.

«Boris Johnson dijo en repetidas ocasiones que no sabía nada de la infracción de la ley… ahora no hay duda, mintió», dijo la líder adjunta del Partido Laborista, Angela Rayner. «El primer ministro ha rebajado su cargo. Hizo las reglas, y luego las rompió. El pueblo británico se merece algo mejor».

Las imágenes ponen en duda una declaración que Johnson hizo en la Cámara de los Comunes en diciembre, después de que le preguntaran si había una fiesta en Downing Street en la fecha en cuestión.

«No, pero estoy seguro de que, pasara lo que pasara, se siguieron las directrices y se respetaron las normas en todo momento», respondió Johnson.

Engañar intencionadamente a la Cámara de los Comunes es una infracción del código ministerial del Gobierno británico, y suele conllevar la dimisión.

«Creo que el primer ministro ha engañado a la (Cámara de los Comunes) desde el palco. Eso es motivo de dimisión», escribió en Twitter el diputado conservador Roger Gale.

Críticas a la Policía Metropolitana por su rol en la investigación contra Boris Johnson
Las imágenes fueron reveladas mientras Westminster espera la publicación de un informe de la funcionaria Sue Gray sobre los sucesos del «Partygate». En una breve actualización de su investigación en enero, Gray denunció «fallos de liderazgo» y «un grave incumplimiento» de las normas de gobierno.

Las imágenes también han provocado el escrutinio de la Policía Metropolitana, cuya propia investigación sobre las fiestas de Downing Street retrasó la investigación de Gray, después de que los agentes decidieran no multar a Johnson por el acto que se ve en las últimas imágenes.

El alcalde de Londres, Sadiq Khan, declaró este martes a BBC Radio 4 que era importante que «la policía explique por qué ha llegado a las conclusiones que ha sacado». Y el ex fiscal general conservador Dominic Grieve dijo a la BBC que la decisión de los agentes de autorizar a Johnson por el acto era «incomprensible».

Pero Downing Street dijo a CNN que la policía tuvo acceso a fotografías y otras pruebas durante su investigación. Añadieron en un comunicado: «La Met ha concluido su investigación y Sue Gray publicará su informe en los próximos días, momento en el que el primer ministro se dirigirá al Parlamento en su totalidad».

Johnson se ha disculpado previamente por las fiestas durante el confinamiento y ha prometido hacer cambios en la operación de Downing Street.

El escándalo ha empañado la posición de Johnson en las encuestas de opinión y ha dejado su seguridad laboral en un precipicio durante varios meses.

Los diputados conservadores se han negado hasta ahora a desencadenar una moción de censura que, de ser aprobada, podría obligar a Johnson a abandonar su cargo. Pero los decepcionantes resultados de las elecciones locales del mes pasado y las dos difíciles elecciones parciales previstas para junio han mantenido el escrutinio sobre el liderazgo del primer ministro británico.

Fuente: CNN

INGLATERRA CONTRA LA ONU: LA COLONIA QUE USURPA MALVINAS OTORGO DE FORMA UNILATERAL EL RANGO DE CIUDAD A PUERTO ARGENTINO

Inglaterra fogonea la guerra total contra Rusia y al mismo tiempo echa refugiados ucranianos a Ruanda

El Reino Unido destruye el Atlántico Sur

Comentarios