Alertan por posible tsunami en TDF y Santa Cruz

39

Tierra del Fuego ya sufrió al menos tres tsunamis en los últimos 6000 años y no se descarta que puedan registrarse otra vez. El inquietante alerta sobre la probabilidad de que haya un nuevo tsunami en las costas de Tierra del Fuego y Santa Cruz, las lanzo Jorge Rabassa investigador del CADIC y el CONICET. Y asegura que “tarde o temprano”, un evento de esas características va a ocurrir en el Atlántico Sur, donde existe la Falla de Magallanes y es una zona de riesgo sísmico

Recordemos que aunque sorprenda, Tierra del Fuego ya habría sufrido tres tsunamis en los últimos 6000 años. Según un informe del doctor Gustavo Bujalesky quien llegó a esta conclusión la cual se publico en el Journal of Coastal Research y luego de 25 años de investigaciones en la costa atlántica de la isla, más precisamente en Ensenada de la Colonia, 10 km al sur de Río Grande.

Bujalesky llegó a la conclusión de que el epicentro de los tsunamis fueguinos podría haberse ubicado en la zona de las Islas Sándwich, la de mayor frecuencia de terremotos de magnitud importante cercana a esa área.

Ahora el tema vuelve a reflotarse: Las declaraciones de Rabassa se basan en el estudio presentado por Bujalesky en el año 2003. “Aunque muchos se nieguen a creerlo, las condiciones están dadas para que en algún momento se provoque un tsunami en el Sur de la Costa Atlántica”, advierte desde Ushuaia el investigador Jorge Rabassa. Y no es la primera vez que lo hace. Hace años que este científico –geólogo y doctor en Ciencias Naturales con tesis en la Fundación Bariloche y doctorado en la Universidad de New York–le viene pidiendo a las autoridades que tomen medidas para morigerar el impacto que podría tener un maremoto sobre las ciudades que miran a la parte más fría del Océano Atlántico. “Lo que intento es concientizar a las personas y a los gobiernos. Hay una gran ignorancia sobre el tema, pero yo sigo tratando de ayudar en crear conciencia: los sismos y tsunamis existen y son posibles en nuestro país. En 1898, Mendoza fue totalmente destruida por un terremoto. Y San Juan lo sufrió en 1944. No estamos haciendo fantasía científica, solamente decimos que estas cosas pasaron y pueden volver a ocurrir…”, sentencia el investigador Superior del CADIC (Centro Austral de Investigación Científica) y del CONICET.

Ya hace unos meses sonaron algunas campanas cuando el Paso Garibaldi –que es nada menos que el único camino rutero que cruza la Cordillera camino a Ushuaia y el paso carretero más austral del planeta– sufrió un derrumbe de nieve que dejó incomunicada la circulación de Tierra del Fuego. Hasta ahí, un desprendimiento de nieve que tranquilamente podría formar parte del proceso de deshielo. Pero, ¿sería alocado pensar que aquella caída de nieve y rocas tuvo que ver con un movimiento sísmico?

“No sería descabellado pensar que hubiera incidido algún movimiento símico porque, no muy lejos, está el Lago Fagnano, que es el más grande de Tierra del Fuego. Este lago se ha formado siguiendo la traza de una fractura conocida como la Falla de Magallanes. Es un fragmento de corteza que al frotarse con otra porción puede liberar una energía tan potente como para provocar un terremoto. Esta es una de las fallas más activas del planeta: sólo allí se generan entre diez mil y doce mil sismos por año. Y además es enorme: se extiende desde el Pacífico chileno hasta las Sandwich y Georgias del Sur”, le explica Rabassa a Infobae.

Comentarios
Compartir