Adjudicación offshore: así quedan las empresas británicas y los intereses kelpers

35
El Gobierno oficializó la adjudicación de 18 áreas offshore para la exploración de gas y petróleo. De esta manera, el mapa de la zona se le sumará una petrolera británica que, bajo licitación kelper y aval de Londres, opera ilegal e ilegítimamente al norte de las islas y cuenta con licencias de exploración al sur.

La Cuenca Malvinas Oeste, una de las tres cuencas que ingresaron en la licitación y que linda con las Islas Malvinas, será testigo de la actividad exploratoria de parte de dos empresas en cinco de sus áreas licitadas: Tullow Oil y Equinor.

Tullow Oil

Tullow Oil es adjudicataria de las áreas MLO-114, MLO-119 y MLO-122 (al sur). En las dos primeras, cuenta con un 40% de participación e irá como consorcio junto a Pluspetrol y Wintershall. En la segunda, tiene un 100% de participación.

Tullow operó 7 licencias otorgadas por los kelpers en la Cuenca Malvinas Sur en 2007, licencias que terminaron en manos de Rockhopper, la británica punta de lanza del pillaje petrolero (a punto de comenzar la producción comercial de crudo en la Cuenca Malvinas Norte). Una de sus directoras, Anne Drinkwater, fue simultáneamente asesora petrolera del gobierno kelper. Desde julio de 2018, esta señora pasó al directorio de Equinor, precisamente el año en el que se conoció la intención del Ejecutivo argentino de licitar una parte sustancial del offshore.

Equinor

Equinor, estatal noruega, es adjudicataria de las áreas MLO-121 y MLO-123 (junto a Total Austral e YPF). Agregamos al logo de la empresa, el escudo del ilegítimo gobierno kelper por las razones dadas y que recordamos debajo.

Una actual miembro de su directorio ha tenido (y probablemente tenga) vinculación directa con el gobierno colonialista isleño. Nos referimos obviamente a la citada Anne Drinkwater. Ella fue, no solamente directora de Tullow entre 2012 y julio de 2018, sino que como dijimos mientras ocupó ese cargo fue además asesora petrolera de las autoridades ilegítimas e ilegales en Malvinas. Como ya informamos, elaboró para los kelpers en 2013 una hoja de ruta al 2018 con recomendaciones para el éxito de la actividad hidrocarburífera alrededor de las islas.

Asimismo, incorporamos en el mapa la presencia de la británica Rockhopper Exploration (RE), empresa que opera al norte de las islas licencias concedidas por el ilegítimo gobierno colonial, mientras que cuenta con licencias aún inexploradas al sur de las Malvinas.

Rockhopper Exploration

Esta empresa desarrolló una intensa campaña de exploración al norte de las islas. Si bien la producción técnicamente recuperable, descubierta y auditada, ronda un mínimo de 500 millones de barriles, el escenario que RE presenta oficialmente proyecta una cifra cercana a los 1.000 millones de barriles a ser extraídos en un plazo de 20 años (1.000 millones de barriles equivalen a cinco años de producción nacional, tomando valores de 2018). El inicio de la primera fase de desarrollo únicamente depende de que se consigan 1.000 a 1.500 millones de dólares.

Por otra parte, RE cuenta con el 100% de las licencias de exploración otorgadas por los kelpers en la Cuenca Malvinas Sur (al sur de las islas), licencias aún no trabajadas por RE. Por el contrario, quien sí las trabajó (investigó geológicamente) fue precisamente Tullow Oil en 2007, tal y como oportunamente informó este Observatorio.

Por último, tenemos los intereses específicos de los kelpers, los cuales resultaron triplemente ganadores. ¿Por qué? En primer lugar, y lógicamente, porque la mayor presencia británica en la zona los beneficia. En segundo lugar, y como puede observarse de la imagen que sigue, porque existe una estrecha relación entre Tullow Oil, Equinor y el ilegítimo gobierno isleño a través de la señora Drinkwater.

A propósito, desde OETEC nos contactamos con las autoridades del Departamento de Minería kelper y preguntamos si seguía siendo asesora. Nos respondieron que no pueden comentar sobre el estado de situación contractual de asesores del Gobierno de las Falkland Islands (sic). En tercer y último lugar, dada la comprobada continuidad geológica entre las cuencas Malvinas Oeste y Malvinas Sur, porque los resultados exploratorios en la primera serán determinantes para la segunda. Va de suyo que de ser auspiciosos podrían desembocar en la reactivación exploratoria al sur de las islas.

El triunfo de Cambiemos en 2015, declarado candidato de los kelpers, volvió a poner en marcha con inusitado impulso el saqueo hidrocarburífero en el archipiélago. Rockhopper Exploration reactivó desde entonces su avanzada exploratoria en Cuenca Malvinas Norte, encontrándose a un paso de inaugurar la primera fase de desarrollo.

Pero la naturaleza antinacional y pro-británica del régimen macrista hizo muchísimo más por los intereses británicos y kelpers en el Departamento Malvinas e Islas del Atlántico Sur de la Provincia de Tierra del Fuego.

Como si fuera un obsequio de despedida, adjudicó cinco áreas en la Cuenca Malvinas Oeste a dos empresas ligadas al gobierno colonialista isleño, una de ellas directamente a través de una de sus directoras. Dicha cuenca, de similitud geológica con la Cuenca Malvinas Sur (bajo dominio colonial) y ya explorada por Tullow en 2007, permitirá en caso de producirse resultados positivos la reanudación de la campaña exploratoria, ahora en manos de Rockhopper.

Comentarios