5 razones para ver ‘Succession’, una de las mejores series de HBO

9

Al final del pasado mes de octubre HBO se estrenó la tercera temporada de la intensa serie Succession, una de las más vistas del catálogo de la plataforma de streaming. Una serie creada por Jesse Armstrong que se centra en los problemas del emporio de Logan Roy (Brian Cox), una empresa de comunicación familiar en la que los futuros herederos del viejo y deteriorado magnate se pelean para dirigirla. Os vamos a contar 5 razones por las que no os debéis perder esta magnífica serie en HBOMax.

Aclamada por el público y la crítica
Succession se estrenó en junio de 2018 en HBO cuando todavía Juego de Tronos era la reina de la cadena de streaming. Los primeros diez episodios de este intenso drama cautivaron a los usuarios de HBO y a la crítica con su crítica de alta sociedad americana y esos privilegios que les hacen disfrutar de una vida envidiable. Traslados en helicóptero, cenas a precios prohibitivos, alcohol y drogas o fines de semana en ranchos increíbles, son algunos de los ejemplos.

Inspirada en un imperio de la comunicación

La serie para muchos está inspirada en la familia Murdoch, dueña de un gran imperio mediático aunque nunca se han sentido aludidos. Las luchas entre los miembros de la familia nos recuerda a otras series de éxito como  Falcon Crest o Dallas. Familias millonarias en las que todos quieren aparentar tranquilidad de cara el exterior, pero en las que dentro está teniendo lugar una lucha tremenda por el poder.

 

Succession
Succession

El secreto encanto de los ricos

Entre los muchos aciertos de la serie está la forma de acercarnos a la vida de la familia Roy. No se detiene tanto en sus casas, sus piscinas o sus haciendas, sino en su forma de vivir obsesionados por el poder. Una familia que discute en cualquier momento por la futura herencia, por la sucesión del patriarca y que tiene como todas un cuñado un poco impresentable que suele meter la pata en las reuniones familiares. El patriarca es presentado como un hombre mayor con mal carácter y peor salud que quiere imponer su voluntad a toda la familia.

Tensión máxima en cada episodio

Una ficción familiar corre el peligro de convertirse en un diálogo constante entre sus miembros, pero los creadores de cada episodio de Succession está repleto de tensión y acción constante. No faltan los atascos que impiden llegar a reuniones cruciales, las misiones secretas que bordean la ley e incluso las relaciones prohibidas de algunos de los protagonistas.

Comentarios
Compartir