Río Grande le dijo «NO» a los ajustes de Bertone.

Desde el Municipio de Rio Grande,rechazaron las normas aprobadas en enero pasado por la Legislatura, a instancias del gobierno provincial, para modificar el impuesto inmobiliario, que pasaría a cobrar el gobierno con un fuerte incremento en Ushuaia; y además el aporte solidario al IPAUSS.

142

El Municipio de Rio Grande, le dijo no al ajuste indiscriminado que esta implementando la actual gobernadora Rosana Bertone, el cual apunta a sacarle fondos a los Municipios que surgen del Impuesto Inmobiliario y también el famoso Aporte Solidario,donde le descuentan a los trabajadores de sus sueldos.

Gobierno busca sacar Impuestos Inmobiliarios, a Municipios.

El Municipio de Río Grande prevé recaudar 55 millones por el inmobiliario y el cambio no se podrá hacer si el Concejo no adhiere a la ley que aprobó la Legislatura. “El planteo de la ley es que los Concejos Deliberantes deben adherir a esta reforma tributaria y derogar toda normativa vigente en lo que respecta al impuesto inmobiliario. Pero el gobierno lo que tendría que hacer es tratar de conseguir los votos, porque con la no adhesión no se podrá aplicar”, advirtieron, dando a conocer la presentación de un proyecto “para rechazar categóricamente este intento de avance sobre fondos del municipio garantizados por la Constitución y la Carta Orgánica”.
“Al hacer operativa la posibilidad de coparticipación de este nuevo impuesto inmobiliario es necesario que adhiera el Concejo Deliberante, y en la ciudad de Río Grande no va a suceder”, garantizó, con una postura diferente de la que hasta ahora se ha hecho pública desde Ushuaia a través de concejales y del intendente Vuoto.
En Río Grande, Melella estaría acompañando la iniciativa con un contundente rechazo. “Melella está en permanente diálogo porque no podemos desconocer lo que dice la Carta Orgánica. Gustavo Melella aclaro en el discurso de apertura, que nuestra Carta Orgánica la tenemos que hacer respetar”.

Aportes Solidarios.

La postura del intendente de Ushuaia, Walter Vuoto, fue no dar marcha atras con el ajuste a los trabajadores ya que el acompaña a todos los proyectos presentados de sus pares del Frente para la Victoria.

No fue asi el caso del Intendente de Rio Grande, Gustavo Melella, que mostro su rechazo desde un principio a este ajuste indiscriminado.

Melella, atendió a los trabajadores del ATE, para llevarle tranquilidad y manifestó que hará lo que este a su alcance para que estos descuentos no lleguen a los empleados Municipales.

 

Comentarios