Trump retira su apoyo a comunicado final del G7

16

La Malbaie, Canadá. En un giro inesperado cuando ya se había ido de la cumbre del G7, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció este sábado por Twitter que retiraba su apoyo al comunicado final, conseguido después de difíciles equilibrios en Canadá.

De esa manera, el Grupo de los Siete (G7), un mecanismo de diálogo entre siete países industrializados, quedó en una situación incierta, por el abismo que se ha creado entre Trump y sus socios Alemania, Canadá, Francia, Italia, Japón y Reino Unido.

Las diferencias por temas comerciales, sobre todo por los aranceles al acero y el aluminio que Trump impuso a sus socios, marcaron la cumbre que se realizó durante dos días en un hotel de La Malbaie, unos 140 kilómetros al noreste de Quebec.

La Unión Europea respondió que mantendrá su apoyo al acuerdo. “Nos mantenemos en el comunicado tal como fue acordado por todos los participantes”, dijo un portavoz del presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk.

Trump abandonó cinco horas antes del cierre oficial la cumbre del G7, en la que participan siete de los países más desarrollados del mundo, y estaba en vuelo hacia Singapur, donde el martes se reunirá con el líder de Corea del Norte, Kim Jong-un.

Pese a las profundas diferencias, Estados Unidos apoyó el documento final incluso cuando hasta el final hubo dudas de que pudiera conseguirse.

Pero finalmente Trump dio marcha atrás. Tomó la decisión en reacción a declaraciones que hizo el primer ministro Justin Trudeau en materia de aranceles en un mensaje final ante la prensa. Trudeau dijo que Canadá aplicaría contra-medidas el 1 de julio a productos de Estados Unidos.

“¡Basado en las declaraciones falsas de Justin en su conferencia de prensa y el hecho de que Canadá está imponiendo aranceles masivos a nuestros agricultores, trabajadores y empresas, he instruido a nuestros representantes no adherir al comunicado, mientras revisamos los aranceles a los automóviles que inundan el mercado estadunidense!”, escribió Trump.

Trudeau dijo que su país seguiría adelante con la imposición de medidas recíprocas. Además, declaró que consideraba “un poco insultante” que Trump hubiera usado el argumento de seguridad nacional para aplicar aranceles al acero y aluminio a Canadá.

En un segundo tuit, Trump acusó a Trudeau de actuar en la cumbre “mansamente y con moderación” para después atacar la postura estadounidense cuando él ya se había retirado. También amenazó con escalar la disputa comercial con aranceles a la importación de automóviles, una situación que preocupa a la Unión Europea (UE).

“Muy deshonesto y débil. ¡Nuestros aranceles son en respuesta a los suyos de 270 por ciento en productos lácteos!”, cuestionó.

“Seguimos enfocados en todo lo logrado aquí en la cumbre del G7”, respondió la oficina de Trudeau. “El primer ministro no dijo nada que no hubiera dicho antes, tanto en conversaciones públicas como privadas” con Trump.

La postura de Trump tiró por la borda los pocos consensos que se habían logrado. En la declaración final, los países del grupo se habían comprometido a trabajar para reducir aranceles y modernizar la Organización Mundial de Comercio (OMC).

Antes de irse Trump había calificado el encuentro del G7 de “tremendamente exitoso”, pero al mismo tiempo había afirmado que durante décadas muchos países se habían aprovechado de Estados Unidos en materia comercial y que sería un error que sus socios quisieran responderle con contra-aranceles.

Comentarios
Compartir