Que es el jet lag y como evitarlo

Se trata de un problema temporal del sueño que puede afectar a cualquier persona que se mueve velozmente a través de múltiples husos horarios

23

Nadie puede negar que viajar tiene una lista interminable de beneficios, y quienes hayan atravesado vía aérea el planisferio en pocas horas, saben muy bien que la única desventaja son los efectos que nos deja el jet lag en el cuerpo. Pero hay una solución para evitarlo o minimizar las consecuencias.

También conocido como “trastorno de desfasaje horario”, se trata de un problema temporal del sueño que puede afectar a cualquier persona que viaja velozmente a través de múltiples husos horarios. Además de los problemas para dormir, puede provocar otros síntomas capaces de trastornar su viaje.

Sucede que el cuerpo tiene su propio reloj interno, o ritmos circadianos, que le indica cuándo debe permanecer despierto y cuándo debe dormir.

Según indica el portal Con Bienestar, el jet lag se produce porque el reloj del cuerpo está todavía sincronizado con tu huso horario original, en lugar del uso horario al que has viajado. Cuantos más husos horarios hayas cruzado, mayor es la probabilidad de que experimentes este trastorno.

Los efectos que el desfase horario puede ocasionar en tu cuerpo son: excesiva somnolencia diurna y cansancio, dificultad para concentrarte o funcionar a tu nivel habitual.

De igual manera, puede producirte dolores de cabeza, cambios de ánimo y malestar general. También puede derivar en problemas gastrointestinales, tales como malestar estomacal, diarrea o estreñimiento.

El Dr. Rizwan Sohail, especialista en Medicina del Viajero de la Clinica Mayo en Rochester, Minnesota recomienda una serie de ajustes en la conducta habitual que deberías realizar unos días antes de viajar a fin de prevenir el desfasaje, como por ejemplo, cambiar tu horario para ajustarlo mejor al de tu próximo destino.

Recomendaciones

– Ajustá progresivamente tu horario antes de salir. Si vas a viajar en dirección este, hacia un huso horario más adelantado, te conviene ir a dormir una hora más temprano durante unas noches antes del viaje. Si viajas en dirección oeste, hacia un huso horario más atrasado, entonces acostate a dormir una hora más tarde durante varias noches. Hacé lo mismo con los horarios de comida.

– Descansá mucho antes de viajar. Empezar un viaje después de haber dormido poco empeora la situación del jet lag.

– Si en tu destino es de noche, tratá de dormir en el avión. Usá tapones para los oídos, un antifaz para los ojos y auriculares para bloquear el ruido y la luz a fin de que puedas dormir más fácilmente.

– Permanecé en tu nuevo horario. Ajusta el reloj a la nueva hora antes de salir. Aunque estés cansado, una vez que llegues a destino, tratá de no dormir hasta que sea de noche en ese lugar. Sincronizá también tus comidas con las de la hora local.

– Mantenete hidratado. La hidratación es importante para no empeorar los síntomas del desfasaje horario. Por eso, bebé mucha agua u otro líquido durante el vuelo, pero restringí el consumo de alcohol y cafeína porque deshidratan y alteran el sueño.

– Llegá temprano. Si viajás por trabajo y al llegar a destino tenés una reunión importante en la que debes rendir al máximo, considerá llegar unos días antes si es posible. Eso le permitirá a tu cuerpo ajustarse al cambio y hará que sientas menos los efectos del desfasaje horario al momento de utilizar tu agudeza mental.

– Regula la exposición a la luz brillante. Dado que la exposición a la luz es una de las influencias principales en el ritmo circadiano del cuerpo, la regulación de la exposición a la luz puede ayudarte a que te adaptes a tu nueva ubicación.

Comentarios
Compartir