Probaba con su hijo el cuatriciclo que le compró para Navidad, se lo quisieron robar y lo mataron

Cristian Bejarano quiso impedir que los delincuentes se lo llevaran y lo balearon por la espalda; el chico vio todo

38

Hacía tiempo que Agustín (13) venía pidiendo que le comprara un cuatriciclo. Y para esta Navidad, Cristian Bejarano (34) le cumplió el sueño a su hijo mayor. El viernes 22 eligieron uno marca Yamaha de color azul y al otro día decidieron ir a probarlo a la vera de la autopista Riccheri, a la altura de Ezeiza. Todo terminó en tragedia.

El enigma repetido de los asesinatos a balazos en la autopista Ezeiza-Cañuelas
Un grupo de ladrones los asaltó y el adolescente vio como mataban por la espalda a su papá.

Todo es desconsuelo en la casa de los Bejarano de Laferrere, donde se suponía que iban a pasar una Navidad en familia, pensando en los proyectos de nuevos trabajos y de la nueva camioneta que finalmente se podía comprar Cristian este martes.

“Me mataron a mi hermano. Mis papás, que son diabéticos e hipertensos, están destrozados. Teníamos tantos proyectos juntos, éramos tan felices…”, le dice con la voz quebrada Roxana, la hermana de Cristian, la tía de Agustín que “está en shock”.

El brutal asesinato ocurrió sobre el kilómetro 21 de la autopista Ricchieri, a la altura de Ezeiza. Hasta ahí ayer habían decidido ir Cristian y Agustín a probar el cuatriciclo, regalo de Navidad.

El papá, que se dedica a la compra venta de autos y que tenía un bebé de 2 meses (Román) con una nueva pareja, estaba feliz de poder mimar a su hijo mayor con el regalo que siempre había querido, según contaron sus familiares a este diario.

Una hora estuvieron divirtiéndose hasta que decidieron subir el cuatriciclo al trailer que tenían enganchado al Peugeot 308 blanco de Cristian. Fue entonces que los ladrones los sorprendieron cuando estaban pegando la vuelta rumbo a Laferrere.

Según fuentes del caso, dos de los delincuentes que iban en un Volkswagen Bora oscuro interceptaron a los Bejarano y los obligaron a bajar del coche. Ante esto, uno de los ladrones se pasó al Peugeot de Cristian y emprendieron la huida.

Pero, siempre según las fuentes, Cristian se trepó a su auto, se metió en el interior del vehículo por la puerta trasera y comenzó a forcejear con el ladrón. Justo en ese momento apareció en escena un cómplice y le disparó tres balazos por la espalda a Bejarano.

Agustín vio cómo mataban a su papá y salió desesperado a pedir ayuda. Dos parejas que circulaban por la autopista enseguida lo auxiliaron y llamaron a la Policía.

Mientras tanto, al menos dos delincuentes escapaban en el VW Bora y la Policía sospecha que iban secundados por otros dos ladrones a bordo de una moto. No robaron nada.

“Esto lo veíamos por la tele y ahora… No lo puedo creer. Me mataron a mi sostén. Sólo quiero Justicia y que agarren a esos delincuentes”, se sinceró la hermana de Cristian con un grito desgarrador.

Comentarios
Compartir