Negocios: Dos años más tarde, Dietrich le cumplió su promesa a Tienda León y cerró ArBus

El Gobierno había reducido al mínimo el servicio, que mantuvo dos años a pesar de que era deficitario

17

El ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, finalmente cerró la empresa ArBus, que prestaba servicios de transporte de pasajeros entre el Aeroparque Metropolitano y el Aeropuerto Internacional de Ezeiza, y le dejó liberado el mercado a la compañía privada Tienda León.

LPO había revelado que durante la campaña electoral de 2015 el funcionario macrista se había comprometido con Tienda León a desactivar el servicio, que estaba dentro de la estructura de Intercargo pero era financiado por Aerolíneas.

Tienda León fue aportante de la campaña de Macri y se quejaba de la competencia desleal que le significaba Arbus, ya que durante el kirchnerismo circulaba a precios muy bajos y conectaban los aeropuertos con más puntos de la Ciudad de Buenos Aires que la compañía privada.

Aunque había prometido cerrarlo y cuestionaba el déficit operativo de la compañía (que se estima en unos 20 millones de pesos anuales), Dietrich hizo algo muy propio del Gobierno, una especie de solución intermedia para evitar críticas pero sin solucionar el problema de fondo.

La “solución” intermedia fue empezar a vaciar ArBus, recortando los servicios entre Aeroparque y las distintas paradas en la Ciudad de Buenos Aires y aplicando un fuerte ajuste de los precios. En los últimos meses sólo funcionaba el servicio entre Aeroparque y Ezeiza a 200 pesos, $75 menos de lo que cuesta Tienda León (que además ofrece el servicio desde Retiro a $260).

En 2016, el Gobierno había dado de baja un contrato que Aerolíneas Argentinas tenía con Intercargo para que sus empleados y algunos pasajeros viajen gratis en ArBus.

Además, según dijeron desde Transporte a Clarín la demanda de pasajeros no superaba el 20% de ocupación por colectivo. Y del total de pasajeros que usa este tipo de servicios, sólo 1 de cada 4 usaba ArBus.

Es decir que pese a su idea inicial Dietrich mantuvo durante dos años un servicio deficitario y al que sus propias medidas le generaron una pérdida constante de pasajeros, tiempo en el que se fue demorando el ajuste.

Si la idea inicial era liberar el mercado (o beneficiar a un privado), no se explica por qué sostuvo dos años ArBus. Y si la idea era hacerla eficiente, tampoco se apostó fuerte en ese sentido, más allá de los aumentos de precios y recortes de servicios.

Desde Transporte hicieron trascender que los 34 empleados que mantenía ArBus serán reubicados en áreas del Ministerio.

Fuente: LPO

Comentarios
Compartir