Marcos Peña, Garavano y los cinco jueces de la Corte se reunieron para analizar la reforma judicial

20

La sede del Palacio de Justicia fue la sede para que el jefe de Gabinete, Marcos Peña, el ministro de Justicia, Germán Garavano, y los cinco jueces de la Corte Suprema de Justicia analicen una reforma judicial que impulsan ambos poderes.

Durante el encuentro -de acuerdo se informó de manera oficial- los funcionarios judiciales y del Ejecutivo conversaron “sobre el proceso de reformas que se anunciara en el acto de apertura del año judicial realizado en el Máximo Tribunal en marzo último, en el cual se convocó al desarrollo de lineamientos para la transformación del Poder Judicial como política de Estado”.

En este sentido, los jueces de la Corte Suprema, su presidente Ricardo Lorenzetti, y Juan Carlos MaquedaHoracio Rosatti y Carlos Rosenkrantz, manifestaron la necesidad de “contar con la cooperación de los demás poderes del Estado, a fin de concretar las reformas y agilizar así los procesos judiciales y lograr una mejor tutela efectiva de los derechos de los ciudadanos”.

Por su lado, los funcionarios de Cambiemos coincidieron en “participar conjuntamente” de estas reformas, al tiempo que acordaron “realizar periódicamente reuniones de trabajo conjunto”.

Previo a este encuentro, el presidente Mauricio Macri reunió en Casa Rosada a su llamada “mesa judicial” que Marcos Peña, Garavano, el secretario legal y técnico Pablo Clusellas y el jefe de asesores presidenciales, José Torello. El objetivo fue preparar los temas a discutir con el presidente del principal órgano de Justicia, Ricardo Lorenzetti, y el resto de los integrantes de la Corte.

“Vamos a poner mucho foco en la Justicia, nos vamos a ocupar de acelerar los mecanismos institucionales para remover los jueces corruptos y de impulsar los concursos para que haya cada vez más jueces probos”, aseguró una fuente del Gobierno.

Entre otros puntos, un proyecto donde ya la Corte Suprema y el Ejecutivo se pusieron de acuerdo es en la digitalización, o “despapelización” de los procesos judiciales, un asunto al que está abocado el Gobierno en todas las áreas, pero que en la Justicia adquiere una gravedad superior.

En concreto, el Gobierno se ofreció a financiar el software y hardware para llevar adelante ese complejo proceso y ya inició un plan piloto (que está en manos del Ministerio de Modernización) en los juzgados 1, 55, 62, 75 y 100 del fuero civil de la Capital Federal donde diez expedientes, de cada tribunal, se tramitan en forma digital, facilitando incluso su consulta por internet.

En los juzgados 1, 46, 75, 94 y 107, por otro lado, se implementó un mecanismo para recibir escritos judiciales por correo electrónico a la casilla institucional del juzgado, donde el escrito se imprime y se adjunta al expediente en horario judicial, aunque sea remitido en un día inhábil. La corrección de cualquier error también puede realizarse electrónicamente, lo que evita las demoras que suponen asistir personalmente para cada trámite.

El presidente de la Corte, Ricardo Lorenzetti, anunció en la apertura del año el proceso de reformas que está dispuesto a encarar, y la reunión que hoy mantendrá (junto a los demás miembros del Cuerpo) con el Poder Ejecutivo forma parte de ese plan estructural, que incluye un aporte presupuestario del Estado para llevarlo adelante.

Comentarios