Macron recibe a Macri en París y anticipa “acalorada discusión” por el agro en las negociaciones entre Mercosur y Unión Europea.

3

Aunque el presidente argentino se manifestó optimista por la reunión, el mandatario francés advirtió que planteará “líneas rojas” que no quiere que se pasen en las negociaciones. El eventual pacto es fuertemente rechazado por sectores agroganaderos europeos.

El presidente Mauricio Macri concluyó el jueves su actividad en el Foro Económico Mundial de Davos y se trasladó hasta París, en donde este viernes se reúne con su par francés, Emmanuel Macron, quien anticipó que tendrá una “acalorada discusión” en lo que respecta a las negociaciones para firmar un acuerdo comercial entre el Mercosur y la Unión Europea.

En la “Ciudad de la Luz”, el líder del PRO arrancó su agenda con un desayuno con autoridades del Movimiento de Empresarios de Francia (MEDEF) y reuniones con el presidente del Club Med, Henri Giscard d Estaing, y con el embajador argentino ante la Unesco, Rodolfo Terragno.

Luego, encabezó un almuerzo con empresarios en la sede del Grupo Rothschild.

A las 18:30 hora local (14:30 en la Argentina), Macri se trasladará hacia el Palacio del Elíseo para el encuentro bilateral con Macron.

Allí, el principal tópico de debate serán las negociaciones para firmar un acuerdo comercial entre el Mercosur y la Unión Europea, que es rechazado por sectores agroganaderos franceses que ven a los productos primarios de la región como una amenaza para su mercado.

“Estamos ya cerca de sellar el acuerdo. Mañana (viernes) me reúno con el presidente Macron y espero que me dé buenas noticias. Se me ha dicho que tenemos un escollo en el tema de la agricultura, esperemos encontrar una solución a eso”, señaló el titular de la Casa Rosada en su exposición en el Foro Económico Mundial de Davos.

En la previa de la reunión, el mandatario francés se reunió el jueves con agricultores y anticipó que este viernes habrá “una acalorada discusión” en la que planteará las “líneas rojas” que su país no quiere que se “pasen” en el eventual tratado entre ambos bloques.

En la región de Puy-de-Dome, el europeo indicó que el acuerdo “puede ser bueno si las líneas rojas se mantienen”.

“Está claro que esto será un desafío particular para el sector de la carne vacuna, ya que permitirá que los volúmenes de carne sudamericana ingresen a los países europeos sin derechos de aduana”, planteó.

Y agregó: “No podemos hacer acuerdos que favorezcan a un actor industrial o agrícola a miles de kilómetros de distancia que tenga otro modelo social o un modelo ambiental que hace lo contrario de lo que imponemos a nuestros propios actores”.

Concluido el encuentro en el Palacio del Elíseo, Macri Macron brindarán una declaración conjunta a la prensa.

Por la noche, en tanto, el presidente francés y su esposa, Brigitte Macron, agasajarán al líder del PRO y a la primera dama, Juliana Awada, con una comida de honor que será servida en el restaurante Guy Savoy del Hotel des Monnaies.

Como cierre de su primera gira internacional, que realizó ostentando su rol como presidente del G20, Macri se reunirá el sábado con el exmandatario de Francia Nicolás Sarkozy y luego con la alcaldesa de París, Anne Hidalgo.

Finalmente, el jefe de Estado emprenderá el vuelo de regreso a Buenos Aires desde el aeropuerto internacional Charles de Gaulle a las 23:35 hora local (19:35 hora argentina).

Asociación “natural”
El presidente Mauricio Macri insistió el jueves, en el Foro de Davos, con su pedido de lograr un convenio comercial entre los dos bloques comerciales y consideró que esa es “una asociación ciertamente natural, porque en Sudamérica somos muchos descendientes de europeos“.

Además, el mandatario argentino adelantó que “la semana próxima vamos a celebrar una reunión en Bruselas” para avanzar en el tema y dijo que “el Foro está invitado”.

“La Unión Europea no podrá encontrar región mejor en cuanto a la seguridad alimentaria y energías renovables, a las que apostamos”, destacó.

Durante su discurso, Macri recordó también que el año pasado asumió la presidencia del G20 y se mostró “muy entusiasmado” y agregó que van a “aportar una mirada desde el sur“.

El mandatario nacional adelantó que se ha “establecido una agenda basada en tres áreas”, entre las que están el tema de “el futuro del empleo“, “la infraestructura para el desarrollo” y “un futuro sostenible en cuanto a la alimentación“.

Por otra parte, y tras conocerse la condena al ex presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva por casos de corrupción, Macri consideró que “lo que ha hecho Brasil” al avanzar en la “independencia de la Justicia” es “extraordinario de cara al futuro”.

“Lo que ocurrió recientemente es excelente también para la Argentina porque estos obstáculos no ayudan a crear empleo crecimiento“, agregó.

Ganancia estratégica
Por su parte, el ministro de Producción, Francisco Cabrera, afirmó en Davos que la reunión es “es clave para el acuerdo entre el Mercosur y la Unión Europea”.

“Creo que va a haber un acercamiento; Mauricio de alguna manera ha sido el motor que impulsó el dinamismo de este acuerdo, y juntarse y expresar abiertamente las posiciones es bueno, porque da una señal a los negociadores”, dijo Cabrera en diálogo con los medios argentinos en Davos.

Según el ministro Cabrera, el mensaje que deben enviar los líderes políticos es que “más allá de lo conveniente a nivel comercial, lo importante es que hay que llegar a un acuerdo, ya que la ganancia estratégica es superior a la ganancia del comercio”.

Cabrera, quien permanecerá en Europa para asistir la semana próxima en Bruselas a una reunión negociadora en pos de un acuerdo Mercosur-UE, se reunió este jueves con el vicepresidente de la Comisión Europea, Jyrki Katainen, y con la Comisaria de Comercio Europea, Cecilia Malstrom.

También mantuvo un encuentro con el ministro de Economía español, Luis De Guindos, uno de los principales impulsores del acuerdo.

“La magnitud estratégica del acuerdo con la Unión Europea es muy importante“, insistió Cabrera, tras recordar que supondría pasar de tener acuerdos comerciales con economías que representan “un 9 por ciento del PBI mundial, al 30 por ciento”.

En este sentido, el ministro de Producción remarcó que el foco de la gestión de Cambiemos sigue estando en el objetivo de que “Argentina se integre al mundo” y remarcó que, en ese contexto, “los acuerdos comerciales son una herramienta fundamental”.

Comentarios
Compartir