LAS HERMANAS QUE FACTURAN $20 MILLONES VENDIENDO LAS MOCHILAS QUE TODOS QUIEREN POR INTERNET

LAS HERMANAS ESTRADA EMPEZARON, EN 2014, CON UN NEGOCIO DE MOCHILAS TRENDY QUE YA VENDE 20.000 UNIDADES AL AÑO.

30

Sara, Agustina y Victoria Estrada son tres hermanas que, en 2012, empezaron su sueño de ser emprendedoras. Tenían, en ese momento, un deseo oculto que nada tenía que ver con empezar un negocio: querían mantener su vínculo a pesar de que una de las hermanas, Agustina, pensaba irse a vivir a Salta. “Somos súper unidas y nos asustaba un poco no tener ese canal de comunicación abierto; nos pareció que era una forma buena de mantener el vínculo”, explica Victoria, la más chica. Sin capital pero con una idea –reproducir el diseño de una mochila que amaban de su madre y por la que se peleaban a la hora de salir en bicicleta por las calles de su Retiro natal—decidieron encargar 300 mochilas. Así empezó Legión Extranjera, la marca de moda de mochilas que se popularizó por Internet y que llegó, ahora también, a las tiendas físicas que ya representan 50% de su revenue.

“Queríamos un producto que fuese funcional. Veíamos que las bicisendas se popularizaban mucho en Buenos Aires pero lo que se usaba no era lindo. El dominio total era de Jansport y no había alternativa a eso”, explica Victoria.

Con un diseño reminiscencia a las mochilas europeas, se aprestaron a encontrar un socio para fabricarlas. Victoria explica que la decisión no fue casual: querían encontrar una alternativa cercana que les permitiese crear una relación creativa que implicase una ida y vuelta sobre el diseño de las mochilas. “Ellos se encargan de la fabricación total del producto. La verdad es que sin esa parte resuelta, no tendríamos tiempo para encargarnos del negocio. No es que tenemos que perder tiempo yendo a buscar la tela; de todo eso se encargan ellos”, confiesa la menor de las hermanas que habla de “valor percibido” por la buena costura de sus mochilas.

Con una inversión de MercadoPago que les prestó $1,2 millones pudieron generar un stock suficiente que les permitiese crear su shop online y, luego, aventurarse a las tiendas físicas. En 2016, por ejemplo, abrieron un pop-up store por tres meses en el Alto Palermo 100% cash free: no tenían empleados encargados de manejar el dinero sino que todo se cobraba por tarjeta y se acreditaba a un único sistema de stock online, llamado “Virtual Seller”, donde están integradas las ventas de e-Commerce y comercios “brick and mortar”.

Comentarios
Compartir