cuál es la práctica masculina habitual que afecta a la salud vertebral

13

En el auto, en la oficina, en el colectivo, en el bar, durante el almuerzo o durante una reunión. El hombre suele repetir el mismo procedimiento: guardar la billetera en el bolsillo trasero de su pantalón y sentarse. Esta práctica habitual, al parecer simple e inofensiva, puede traer consecuencias severas a la salud. Fue nombrado “síndrome de la billetera”, aunque también recibió la denominación de “síndrome piriforme” o “síndrome de atrapamiento del nervio ciático”, que se produce por la compresión del nervio ciático a la altura de músculo piramidal (el glúteo). Fue bautizado así porque es un síndrome exclusivamente masculino que comparten una característica curiosa: sienten dolor en el mismo lado en el que guardan su billetera.

Cerca del 70% de los hombres adultos llevan una billetera cargada de dinero, tarjetas de crédito, tarjetas personales, documentaciones, recordatorios, recibos, fotos. Muchos adoptaron la costumbre de llevarla en el bolsillo trasero y no advierten que al sentarse queda elevada una parte de la cadera creando un desnivel en la espalda y el cuello. El proceso es lógico: nadie se sentaría en una silla desnivelada. La billetera genera una inclinación de la pelvis, lo que crea una demanda mecánica en las vértebras y todas las estructuras de la columna por un considerable período de tiempo.

Marcelo Barroso Griffiths (Matrícula 9784) es quiropráctico registrado en la Asociación Quiropráctica Argentina (AQA). Analizó en un documento las contraindicaciones de una técnica común en muchos hombres: “El aumento de presión en la zona provoca el pinzamiento o la compresión del nervio ciático, causando dolor que se irradia a lo largo de la pierna, adormecimiento e incluso alteraciones de la marcha. A esto con se refiere ‘el síndrome de la billetera’. Pasar varias horas sentados con un glúteo más alto que el otro, genera un acostumbramiento para un lado del hueso cilíaco y por supuesto, termina impactando en la columna, haciendo que se doble un poco para mantener la postura, provocando así una curvatura totalmente perjudicial para la columna”.

l profesional explicó que el hecho de permanecer sentados durante mucho con la billetera en el bolsillo ejerce una demanda mecánica crónica a las vértebras, discos, ligamentos y músculos de la zona lumbar, donde se encuentra el piriforme que pasa sobre el nervio ciático. “Si este músculo es irritado -explica el experto-, se producirá una contractura y el músculo hará presión sobre el mismo”.

Comentarios
Compartir