La “fiebre low cost”: los números de las líneas aéreas no cierran y se hará difícil sostener las promociones

Una guerra de precios a gran escala resulta insostenible, coinciden empresas, analistas y gremios. Por la recesión, bajó fuerte la ocupación en los aviones

6

l desembarco de las líneas aéreas “low cost” en la Argentina produjo una verdadera revolución. Especialmente, luego de que el Gobierno eliminara el piso tarifario que les impedía ofrecer verdaderos precios bajos.

Esto incrementó el nivel de competencia en el negocio, y llevó incluso a que las compañías tradicionales deban salir a dar esa pelea con tarifas promocionales.

La demanda de los compradores no se quedó atrás. En las primeras 24 horas de activada su “promo”, Aerolíneas Argentinas totalizó 120.000 reservas, el triple del promedio diario de los servicios de cabotaje.

Por el lado de LATAM, según indicaron a iProfesional fuentes de la firma, “en un día superamos los 30.000 pasajeros para destinos domésticos”. En tanto, Flybondi logró comercializar 31.000 tickets en apenas 24 horas.

Semejante aluvión de ventas generó el colapso del sistema de operaciones online de la estatal, ni bien habilitó su oferta a primera hora del 1° de agosto.

“Se cayó el sistema. Se registraron 59.000 ingresos concurrentes ni bien se lanzó la promo. Eso hizo colapsar tanto la web como la opción telefónica”, dijo a este medio un ejecutivo de sistemas de Aerolíneas Argentinas.

Sin embargo, esta ola de ventas no necesariamente es síntoma de que el sector de transporte aéreo esté pasando por su mejor momento.

Más bien al contrario, la determinación con la que las firmas se volcaron a esta política de promos responde a la necesidad de revertir una caída en ventas que se agudizó en el último bimestre.

En sintonía con la situación económica, la demanda de vuelos comenzó a plancharse fuertemente. Una muestra de ello la dan los porcentajes de ocupación de las aeronaves.

Mientras que en enero para Aerolíneas, LATAM o Andes coincidía en el 81%, en la actualidad muestran niveles del 65%, 74% y 69%, respectivamente.

Esta caída en ventas choca de frente con la ultra promocionada “revolución de los aviones” a la que tanto hace referencia el Ministerio de Transporte.

Expertos consultados por iProfesional coincidieron en que la oferta de asientos creció 40% desde 2017 a esta parte, mientras que la demanda este año ronda una suba de apenas 10%.

“En el marco de una economía en recesión, la actividad se expandió de manera irracional. Esto llevó a que una mayor cantidad de empresas pierdan cada vez más plata”, señaló a este medio Franco Rinaldi, referente del negocio aerocomercial.

“Hoy prevalece la sobreoferta, porque el nivel de consumo se desplomó y todo indica que seguirá bajo. Eso explica en gran medida todas estas promociones que estamos viendo”, continuó.

A modo comparativo, el nivel de ocupación en enero, según datos de la Empresa Argentina de Navegación Aérea (EANA), dependiente del Ministerio de Transporte, ha sido el siguiente:

Comentarios