La dura confesión familiar de Kate Rodríguez

Lejos de la frescura y la sonrisa que suele mostrar, la modelo y bailarina panameña impactó a todos los presentes en la mesa de PH, Podemos hablar

24
“Mis padres se avergüenzan de mí”. La impactante modelo panameña contó que proviene de una familia muy religiosa. Explicó que su padre, un predicador muy conocido en su país, le pegaba cuando era chica y que no tolera que ella forme parte del mundo del espectáculo. Te contamos todos los detalles a continuación.

Kate Rodríguez (27)reveló que estuvo casi siete años sin hablar con su familia. Que sus padres no le creyeron cuando contó en su casa que un allegado había abusado de ella. Y que llegó a tener ataques de pánico.

Lejos de la frescura y la sonrisa que suele mostrar, la modelo y bailarina panameña Kate Rodríguez impactó a todos los presentes en la mesa de PH, Podemos hablar al contar su dura historia familiar.

“Soy de Panamá, hace ocho años que llegué acá. Mis padres son pastores, nací en un hogar cristiano”, detalló Kate Rodríguez, que en la actualidad se luce en el programa Morfi, todos a la mesa junto al periodista Gerardo Rozín, Zaira Nara y un gran equipo. Conmovida, la impactante morocha, que antes trabajó en Showmatch, reveló que viajó hace tiempo a la Argentina cansada de la situación que vivía en su casa.

“No creo en Dios, para mí no existe. O por lo menos el Dios que yo conocí fue horrible”, relató, en referencia a la religión que sus padres le inculcaron de pequeña y donde ellos se destacaban con un rol muy importante como pastores.

“Vi la miseria de la gente”, explicó y aunque no dio demasiados detalles, dijo que vivió “una situación” muy particular. Consultada al respecto por el conductor del envío, Andy Kusnetzoff, la panameña asintió, agregó que su padre no le creyó lo que había ocurrido y explicó: “Dentro de eso, en nombre de Dios, había mucha violencia”.

Fue, justamente, la gran cantidad de agresión lo que a ella la hizo alejarse de la creencia de su familia. “Recibí mucha violencia dentro de mi casa. Veía a mi papá predicando al amor y a la institución familiar y después en la casa me mataba a palos. Era una mentira, me crié bajo una mentira”. Sobre el oficio que eligió de grande, Rodríguez apuntó: “De chiquita mi papá me decía que hay un lugar especial dentro del infierno para la gente que se dedica a la televisión, a la actuación o lo artístico. Irónicamente fue a lo que me dediqué”.

Consultada por Kusnetzoff sobre las impactantes fotografías de desnudos que la tuvieron como protagonista, entre otros, en revistas como Playboy, la joven dijo que en su casa eso generó mucha polémica. “¿Qué dijeron tus viejos cuando vieron la revista Playboy?”, preguntó el conductor. “Ellos sienten mucha vergüenza”, dijo con tristeza Kate y reveló que estuvo tiempo distanciada de su familia: “Estuve casi siete años sin hablarles”.

Una vez que llegó a la Argentina a dedicarse a lo que le gustaba, según relató la vida en este país no le resultó fácil. “Es muy difícil hacer amigos acá”, señaló y Kusnetzoff retrucó: “¿Un novio tiene acá, Kate?”. “No”, dijo la morocha con firmeza

Comentarios
Compartir