El plan de Massa para Aerolíneas: limpieza de “ñoquis” y apuesta a los vuelos domésticos.

20
zzzznacp2 NOTICIAS ARGENTINAS BAIRES, NOVIEMBRE 11: El diputado, y titular del Frente Renovador, Sergio Massa, durante la exposición “La experiencia del mani pulite italiano”, con la presencia del Dr. Antonio Di Pietro, ex fiscal italiano en la investigación Mani Pulite. FOTO; JUAN VARGAS-jlpzzzz

Sergio Massa, el candidato presidencial de Unidos por una Nueva Alternativa (UNA), tiene una marcada obsesión con Aerolíneas Argentinas y el manejo que ha venido desplegando Mariano Recalde desde el año 2008.

Considera que fue literalmente tomada por los referentes de La Cámpora y que la gran mayoría de los que se incorporaron en los últimos años a la planta permanente son “ñoquis” de lujo.

Tras comprobar que ni Daniel Scioli, ni Mauricio Macri la tienen entre sus principales temas de campaña, Massa decidió salir a reforzar su discurso sobre el futuro Aerolíneas con un programa de acción de 10 medidas que fue elaborado por el equipo de asesores que encabeza el economista Ricardo Delgado.

En caso de desembarcar en la Casa Rosada, el plan de transformación de Aerolíneas que prevé impulsar el massismo contempla los siguientes puntos:

-) Separación inmediata de la cúpula directiva que lidera Recalde y de todas las líneas gerenciales de Aerolíneas y las empresas vinculadas.

-) Designación de una conducción profesional con una nueva organización operativa y ejecutiva.

-) Realización de una auditoría integral externa de las empresas que conforman el grupo Aerolíneas. La tarea podría quedar a cargo de una consultora internacional con el apoyo de auditores y técnicos contratados de la Auditoría General de la Nación (AGN).

-) Revisión y renegociación de los contratos de leasing y de la totalidad de los servicios contratados a terceros y que son necesarios para mantener las operaciones locales e internacionales.

-) Relevamiento de todas los sectores internos de la empresa para detectar y corregir la sobrepoblación de empleados. El plantel laboral que era de 9.000 personas hace seis años totaliza ahora unos 11.500 agentes. Solo en el último mes se habrían sumado 45 nuevos empleados al área de prensa y administración.

-) Restructuración operativa para lograr una sinergia total entre Aerolíneas y Austral.

-) Apuesta principal al incremento de las operaciones de cabotaje dando mayor conectividad al país por medio de nuevos hubs regionales en Córdoba, el NOA y la región Sur.

-) Creación y desarrollo del negocio de las cargas con la incorporación de dos aviones cargueros.

-) Reversión de la “tendencia exportadora” de pasajeros en rutas internacionales para convertir a la empresa en “importadora” de pasajeros con el fin de potenciar el turismo receptivo y el ingreso de divisas al país.

-) Reducción del actual nivel de pérdidas que promedia los US$ 110 por cada pasajero embarcado y recorte de los subsidios del Tesoro a partir de 2016 hasta reducirlos a una mínima expresión en el mediano plazo.

Con este singular “decálogo”, Massa buscará mostrarse como el único candidato que tiene una propuesta para transformar a la aerolínea de bandera.

Hasta ahora, Macri solo se limitó a decir que la empresa seguirá en manos estatales pero con un manejo más eficiente.

Y por el lado del sciolismo, las escasas señales que trascendieron indican que no habría mayores modificaciones en la política de la empresa y que uno de los cambios posibles podría ser el remplazo de Recalde por Nicolás Scioli, el hermano del candidato presidencial que integró el directorio de LAFSA, la fallida aerolínea estatal K. que nunca tuvo aviones propios pero sí un plantel operativo de casi 1.000 empleados.

Fuente: LPO

Comentarios
Compartir