Desplome industrial: Argentina peor que Kazajistán y Burundi

La producción manufacturera registró un desplome interanual del 7,2%, el más alto entre cerca de 80 países estudiados, según cifras de la Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial (ONUDI).

27

Un informe especial del Observatorio de Coyuntura Internacional y Política Exterior (OCIPEx) analizó en clave global la evolución reciente del sector industrial, partiendo del último Reporte de Producción Manufacturera Mundial de la Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial (ONUDI), publicado el 7 de marzo pasado.

Según el reporte de la ONUDI, entre el tercer trimestre de 2017 y el tercer trimestre de 2018 apenas 13 países de un total de 76 mostraron un saldo negativo en su producción industrial.

De esos 13, Argentina registró la mayor caída interanual, que se desplomó nada menos que un -7,2 por ciento. La acompañan en ese ranking Kazajistán(-5,6%), Jordania (-5,3%), Malta (-4,1%) y Burundi (-3,2%).

desplome produccion industrial

Para conjurar de antemano cualquier apelación a “tormentas globales” o a escenarios de crisis generalizadas, el Reporte señala que la producción industrial en países en desarrollo y emergentes transita su etapa más dinámica de los últimos trimestres, anotando una tasa de crecimiento global del 3 por ciento.

En la India, por ejemplo, la producción manufacturera creció un 6%. En Indonesia lo hizo al 5,1% y en Filipinas al 7,3%. Sudáfrica, el país más industrializado del continente africano, anotó un crecimiento del 1,5%, mientras que Senegal y Costa de Marfil tuvieron registros positivos del 4% y el 4,2% respectivamente.

A pesar de la profundización de las tensiones comerciales, el documento de la ONUDI indica que el crecimiento interanual de la producción manufacturera de China se mantuvo estable ligeramente por encima de 6,%en el tercer trimestre de 2018, mientras que en Estados Unidos el aumento observado fue del 3,4%.

La actividad industrial en América Latina, por su parte, describió un crecimiento interanual del 1,4%. En Brasil la producción aumentó en un 1,6%, en Chile un 1,5%, en Colombia un 3,4%, en México un 2,7% y en Perú un 2,2%o.

“En ese sentido, lejos de obedecer a dinámicas globales o regionales, puede decirse que el triste primer puesto que le toca ocupar a la industria argentina en este ránking mundial no tiene otras causales que la brutal caída del consumo local, el ascenso astronómico de las tasas de interés y la devaluación de casi 80% entre mayo y agosto de 2018, la cual impactó de lleno en el poder adquisitivo y en la capacidad de importar bienes intermedios y de capital para la producción”, concluye el informe de OCIPEx.

Comentarios
Compartir