Denuncian maltrato animal en Valle de los Lobos

54

Un grupo de proteccionistas llevan adelante una cruzada solidaria para salvar la vida de unos 70 perros alaskanos del complejo ‘Valle de Lobos’, ubicado a 19 kilómetros de Ushuaia, utilizados para paseos en trineo y otras actividades turísticas. No es la primera vez que el lugar es denunciado por el maltrato animal, recordemos que en 2016 se habia presentado una denuncia de este tipo (ver) y la explotacion de los perros con fines turisticos, pero como es costumbre en estos casos, las autoridades del InFueTur y de Turismo de la Municipalidad de Ushuaia se encuentran mas ocupados en sumar millas, viaticos y recorrer el mundo que inspeccionar y controlar lo que sucede en la provincia y la ciudad con el turismo.

En tanto respecto al Valle de los Lobos, segun explico Sofía Gómez, integrante de Kuanip Servicios Caninos, explicó que hace unas semanas, “el encargado del Valle de Lobos, Walter Callo, se contactó con nosotros pidiéndonos ayuda con los perros, porque según dijo, no tiene la solvencia económica para darles todo lo que necesitan”. En tal sentido destacó que “dentro de la mala situación de los perros, que es grave y muy preocupante, rescatamos la actitud de este señor, que supo pedir ayuda y nos dejó intervenir para ayudar a los perritos; los únicos que nos interesan son ellos”, sostuvo.

“No tenemos un fin comercial ni económico, somos proteccionistas voluntarios”, destacó Gómez, y valoró la colaboración de la Protectora Amo a los Animales RG y otros voluntarios que se han sumado a la cruzada solidaria. “Que quede claro que no estamos denunciando a nadie; lo que hacemos es ayudar a los perritos, es lo único que nos interesa, y que este tipo de situaciones ya no se repitan”, aclaró.

A partir de ello, “fuimos al lugar con un veterinario, que dejó constancia del estado en el que se encuentran los perros del complejo: en estado de desnutrición –pesan 12 kilos cuando deberían pesar al menos el doble-; algunos con sarna, con escaras”, detalló. Según indicó Gómez, el informe veterinario también da cuenta de la falta de seguimiento médico, la falta de castración y chip identificatorio. “El último registro de vacunas es de 2012”, expuso.

La proteccionista riograndense indicó que se trata de unos 70 perros, de los cuales 17 fueron retirados del complejo turístico por parte de la Protectora Kuanip Servicios Caninos, con la intención de brindarles atención médica profesional, alimentos y recuperación. “Quedan 52 perritos allá, de los cuales 6 se encuentran en estado crítico, pero Walter Callo –encargado del complejo- no quiso dármelos porque dijo que son perros corredores, y quiere que corran el próximo invierno”, lamentó Gómez.

En tanto detalló que los perros rescatados con la autorización de Callo, “están recuperándose, los trajimos desde el Valle de Lobos, serán castrados, se les colocará el chip en Zoonosis de Río Grande y se irán con familias que los adoptaron”, celebró. Sin embargo, reconoció que “nosotros queremos que nos entreguen a los perros que quedaron allá; sacarlos y recuperarlos a todos, darles un tratamiento veterinario más exhaustivo y que no vuelvan a correr”, dijo.

La mujer proteccionista riograndense salió al cruce de algunos comentarios expuestos en redes sociales, sobre la intención de Kuanip Servicios Caninos detrás de la intervención para salvar a los perros del Valle de Lobos. “Nuestra idea no es ayudar a este hombre ni a su actividad. Nosotros lo hacemos por los perros. No nos interesa denunciarlos, ni nos interesa Walter Callo o el negocio económico detrás de esto”, remarcó. “Nosotros estamos asistiendo a los perros porque se están muriendo”, sostuvo. 

La cruzada solidaria en beneficio de estos alaskanos incluye asistencia médica, contención y alimentación para los perros. “El fin de semana pasado llevamos más de 400 kilos de alimento, gracias a las donaciones de Río Grande y las que recolecta Érica Dolce – voluntaria proteccionista- en Ushuaia”, indicó Gómez. Sin embargo, “sabemos que será difícil que se recuperen completamente, porque la ayuda no alcanza y porque están en una situación complicada de salud”, observó, y evaluó que “lo ideal es lograr un trabajo más profundo, que los perros no vuelvan a pasar por esta situación”, reiteró.

Un llamado de atención al Estado por la falta de control: Desde Kuanip Servicios Caninos, Sofía Gómez realizó un “llamado a que las autoridades se pongan las pilas y dejen de mirar para el costado; que finalmente haya una regulación que respalde a los perritos en éste y todos los complejos invernales de la provincia; InFueTur, Zoonosis o quien corresponda”, dijo, ya que “alguien debería inspeccionar, controlar y ocuparse del tema; hasta ahora nadie se comunicó con nosotros”, observó.

Gómez remarcó nuevamente que “nosotros hacemos esto por los perros, porque acá hay vidas en juego”. Por eso “vamos a seguir ayudándolos, llevándoles donaciones y asistiéndolos”, aseguró.

Comentarios
Compartir