Cumbre G20 y el millonario plan de seguridad de Macri: lanchas, helicópteros, autos blindados y más

Al Gobierno le preocupa la imagen internacional si hay incidentes en la cumbre. En plena recesión, la premisa fue que el plan también respete la austeridad

12

Agentes de inteligencia, policías, autos blindados, cámaras de seguridad, aeropuertos cerrados, radares, lanchas rápidas surcando el río, helicópteros sobrevolando la Ciudad y jueces con el teléfono abierto las 24 horas. Esos serán algunos de los recursos de los que dispondrá el Gobierno para la cumbre del G20, que entre el próximo 30 de noviembre al 1° de diciembre convertirá el paisaje urbano en una fortaleza sitiada por aire, mar y tierra.

Para Macri, el evento será una situación excepcional: le servirá para pelear el título de líder regional y revalidar el compromiso de encarar su demorada agenda de reformas económicas. Hacia adentro, apuntará a disuadir las protestas que amenazan con calentar el clima previo a diciembre, mediante un operativo de seguridad inédito con más de 20.000 efectivos y las fuerzas armadas vigilando el espacio aéreo sin participar de la seguridad interior, según aseguraron a iProfesional fuentes militares.

Bajo la premisa de desarrollar un G20 “austero”, el Gobierno realizó dos licitaciones para cubrir los gastos por un total de casi $1.500 millones. El primer contrato, de $437 millones, fue destinado a las 55 reuniones de los grupos de afinidad y representantes ministeriales realizadas entre el año pasado y 2018. El segundo, concretado el del 4 de mayo pasado, contempló $750 millones a la organización de la cumbre, aunque el último 8 de octubre se amplió un 35%, con fondos adicionales por $262 millones.

El objetivo es garantizar la logística y la seguridad a las delegaciones de 19 países que participarán del evento en Argentina, a cargo de la presidencia del grupo de países. En el predio de Costa Salguero, que será sede del evento, Mauricio Macri recibirá a los mandatarios más poderosos del planeta, como Donald Trump (Estados Unidos), Angela Merkel (Alemania), Emmanuelle Makron (Francia), Vladimir Putin (Rusia), Xi Jinping (China) y Michel Temer (Brasil), quien será acompañado por el presidente electo Jair Bolsonaro.

El escenario previsto es de fuertes manifestaciones como las de junio del año pasado en Hamburgo, Alemania, en donde se realizó la última cumbre. Con el fin de interiorizarse más, el secretario de Seguridad Eugenio Burzaco, visitó ese país para obtener información sobre los grupos que protagonizaron en la ciudad germana violentos enfrentamientos con la policía, que terminaron con destrozos, allanamientos y detenciones a lo largo y ancho de Europa.

“Hubo protestas, va a haber protestas, y muchos líderes sociales y sindicales anunciaron protestas; el tema es que no rompan nada”, explicaron a iProfesionalfuentes de la Unidad del G20, el área encargada de la organización a cargo de Hernán Lombardi. El despliegue en marcha ya generó la reacción de organismos de derechos humanos como el CELS y Correpi, que ven en la política de seguridad señales preocupantes de “militarización” de la seguridad interior, junto con la “criminalización” de la protesta social. 

Fuente:ip

Comentarios
Compartir