Cuida tu piso de madera con los siguientes consejos.

Toma nota de estas recomendaciones de experto para que se mantengan como el primer día.

227

1. La madera cambia y responde a agentes como el agua y la humedad. ¿Cómo podemos proteger nuestro suelo?

La madera absorbe o cede humedad del ambiente en función de las condiciones en las que se encuentra. De ahí que el suelo de madera haya que tratarlo de una forma u otra en función de si es verano o invierno e incluso de si la vivienda está en zonas centrales o litorales de la geografía.

Para evitar la abertura de las juntas o el incremento del tamaño de la tarima, lo ideal es mantener el interior de la vivienda a una humedad relativa de entre el 35% y 60%. Usa deshumidificadores o pastillas antihumedad en invierno y con humidificadores o recipientes de agua en verano.

2. En baños y cocinas ¿se puede tener un suelo de madera cuidado?

Sí, solo que prestar más atención a los consejos antes mencionados. Es aconsejable el uso de maderas con coeficientes de contracción volumétrica mínimas, como suelos de bambú, cuya composición alistonada les confiere una gran estabilidad.

3. ¿Y para proteger los suelos del sol?

El sol provoca oxidación y cambios de color. La capa de acabado del suelo debe ser una pantalla que filtre los rayos ultravioletas y permita preservar lo más posible la apariencia original del suelo. Es recomendable que en zonas muy expuestas a la iluminación intensa o a los brillos directos del sol se evite dejar durante mucho tiempo muebles o elementos en el mismo lugar.

4. ¿Cuál es la mejor forma de mantener limpio el suelo de madera?

El mantenimiento habitual de un suelo de madera es sencillo y rápido. Para su limpieza regular lo mejor es la aspiradora. Con ella eliminaremos el polvo y cualquier agente abrasivo. Después de pasarla, utiliza una mopa de algodón o micro-fibra, vaporizando en ella una pequeña cantidad de limpiador para este tipo suelos y frota en la dirección de la longitud de las lamas. No obstante no es cierto que los suelos de madera no puedan limpiarse con fregona, de hecho es recomendable hacerlo, sobre todo en verano cuando la madera nos lo pide.

5. ¿Qué productos utilizar para limpiar?

Hay que evitar ceras, detergentes o jabones a base de aceites. Pueden desteñir y dañar la superficie, además de crear una película de grasa. La mezcla de agua y vinagre no es recomendable en suelos barnizados.

6. ¿Y si la mancha se resiste?

Ante una mancha persistente se debe limpiar con agua tibia y productos especializados. Son muchos los que existen en el mercado que limpian, desinfectan y protegen al tiempo que son respetuosos con el medio ambiente.

7. ¿Qué otras recomendaciones se deben conocer para mejorar el cuidado de los suelos de madera?

Un suelo de madera es un suelo vivo. Tiene vetas y hasta un envejecimiento natural. Estas características hacen que un suelo de madera sea único.

Comentarios
Compartir