Argentina cumplió el trámite y ya piensa en la siguiente ronda

Le ganó 3-0 a Bolivia, con goles de Lamela, Lavezzi y Cuesta, todos en el primer tiempo. El sábado enfrenta a Venezuela por cuartos de final. Messi jugó todo el segundo tiempo, pero esta vez no pudo marcar.

81

Argentina no necesitó de Lionel Messi para sacarse de encima a Bolivia en el cierre del grupo D de la Copa América Centenario. En Seattle, el seleccionado de Gerardo Martino se impuso por 3-0, por los goles de Erik Lamela, de tiro libre, y Ezequiel Lavezzi en el primer tiempo. El rosarino jugó en el complemento. Con el triunfo, el equipo del Tata aseguró el primer puesto, con puntaje ideal, y confirmó que en cuartos de final chocará con Venezuela.

No tuvo que hacer demasiado la Selección para ponerse en ventaja. Comenzó mejor, con Ever Banega como el dueño de la pelota y con mucha movilidad de Lamela y Lavezzi. Justamente este último fue el más incisivo en ese arranque. De hecho, de una falta contra él llegó el tiro libre con el que el mediocampista del Tottenham abrió la cuenta.

Ese primer gol fue a los 13 minutos y llegó por un desvío en un rival que estaba en la barrera. Lamela lo festejó, pero sin la complicidad boliviana difícilmente habría convertido el 1-0.

El segundo llegó dos minutos después del primero. Esta vez, Lavezzi hizo de pescador y empujó debajo del arco un rebote que dio el arquero Carlos Lampe tras un centro de Facundo Roncaglia y el cabezazo de Gonzalo Higuaín, esta vez haciendo de doble nueve junto a Sergio Agüero.

Tras esos dos goles, el dominio de Argentina no menguó y le goleada se materializó a la media hora de juego. Fue Cuesta, en su debut como titular con la celeste y blanca, quien empujó un remate cruzado del Pocho para festejar también su primer gol en la Selección. El partido se convirtió en un baile.

Para el segundo tiempo, Martino decidió poner al hombre que todos fueron a ver en el estadio. Messi ingresó desde el arranque y el público estalló de alegría. El crack del Barcelona tuvo su chance con un tiro libre que se fue muy cerca del ángulo más lejano. Pero no hubo mucho más. Julio César Baldiviezo le puso a Diego Bejarano a hacerle marca personal y aunque el defensor no pudo encontrar a la Pulga, el rosarino tampoco logró generar demasiado peligro.

Finalmente, Argentina despidió la fase de grupos con puntaje ideal y buenas perspectivas para los cuartos de final. El próximo escollo será Venezuela, el sábado, seguramente con Messi como titular.

Comentarios