A punto de la Quiebra: Peligra la empresa OCA en Tierra del fuego

A fines de marzo o principios de abril, la justicia deberá definir la suerte de la mayor empresa postal privada del país que podría pasar a manos de Moyano

163

Si bien a fines de febrero pasado la justicia tomó el control de OCA y activó un proceso de salvataje de la mayor operadora postal privada del país, es ya casi una certeza que la compañía terminará en la quiebra y con la posibilidad de que luego sea controlada por una cooperativa conformada por sus trabajadores y el gremio de Camioneros de Hugo y Pablo Moyano.

Es que el procedimiento llamado «cram down» decidido por el juez en lo Civil y Comercial de Lomas de Zamora, Pablo Tejada, para encontrar un comprador de la empresa no tendrá éxito y se cerrará sin ningún interesado en hacerse cargo de la operación y de todos sus pasivos y problemas judiciales que debería heredar quien pretenda desembarcar en la firma durante este proceso.

Según fuentes judiciales y corporativas, no hay chances de que algún grupo inversor decida quedarse con OCA si debe asumir una deuda que ronda los $7.000 millones, en su mayor parte reclamada por la Afip, además de otros millonarios pasivos producto del desmanejo y de dudosas maniobras que vino llevando a cabo su ex dueño, Patricio Farcuh, durante los más de cuatro años en los que estuvo al frente de la empresa postal y que derivaron en la gran crisis que sufre actualmente, haciendo peligrar las fuentes de trabajo de casi 6.000 empleados.

Ocurre que el proceso abierto por la justicia de Lomas de Zamora cerró el concurso de acreedores el pasado 27 de febrero, y designó a tres interventores en reemplazo de Farcuh. Además, se garantizó al sindicato la continuidad de los puestos de trabajo «mientras dure el cram down y la eventual quiebra».

Esto obligó también al Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom) a mantenerse al margen de su rol como regulador del mercado postal argentino, por lo menos en lo que respecta a la actividad de OCA.

Es que, desde el punto de vista legal, la empresa ya no debería poder operar en las actuales circunstancias y si se tienen en cuenta la gran cantidad de irregularidades que acumula y que le deberían haber hecho perder la licencia como prestadora de servicios postales que otorga el ente oficial a cargo de Silvana Giúdice.

Comentarios
Compartir